Vistas desde El Arco del Triunfo

¿Algunas vez te has planteado si merecía la pena o no esperar las colas para una atracción conocida? ¡Aquí va nuestra respuesta a esa pregunta!

Las últimas tendencias de viajes indican que los viajeros se van alejando un poco de las listas de “imprescindibles”, acercándose más a la idea de buscar rincones con encanto. No podríamos estar más felices con esta tendencia, ya que llevamos años apostando por esto – por ejemplo nos encanta encontrar los mejores cafés escondidos para nuestro blog. Pero por poner otro ejemplo, este verano sólo teníamos un día y medio para patear la preciosa ciudad de Florencia (lo cual es una difícil tarea incluso para un viajero profesional). Esto nos llevó a la siguiente pregunta: ¿REALMENTE merece la pena hacer cola para entrar en esas atracciones tan “imprescindibles?”. Al final nuestra respuesta es que sí…y que no.

El David en Florencia

Foto (by-nc-nd) de El Boquerón Viajero

NO…

A veces uno tiene que saber encontrar los atajos, y esto es justo lo que nos pasó a nosotros durante nuestro viaje a Florencia. Tuvimos la suerte de encontrar las visitas guiadas de Walks of Italy y nos apuntamos a su tour por los rincones artísticos de la ciudad. Fue una visión rápida del arte esencial de la ciudad. Pasamos la mayor parte de nuestro día saltándonos las colas y disfrutando del arte que hace que la ciudad de Florencia sea tan famosa. Normalmente no nos gustan las visitas guiadas en grupo, pero ya que teníamos poco tiempo, creímos que era la mejor opción para nosotros. Además pudimos compensar durante nuestro tiempo libre buscando cafeterías auténticas y una tienda de ultramarinos donde el señor nos sirvió embutidos riquísimos que venían directos de la granja de su hijo.

Vistas desde el Empire State

Foto (by-nc-nd) de El Boquerón Viajero

SÍ…

En Nueva York, también hemos jugado a “hacer cola.” ¿Las colas que dan la vuelta a la esquina para ver la fantástica exposición en el MoMA? Valen la pena totalmente si te encanta el arte; no puedo pensar en una mejor recompensa por el tiempo de la espera. ¿Pasar un par de horas en la cola antes de subir al Empire State? También valió mucho la pena esperar; ésas vistas desde arriba quedarán grabadas en mi mente para siempre. En el caso de Nueva York, tiene mucho que ver con no intentar abarcar demasiado y elegir los sitios que más quieres visitar. Hay tanto que ver que sería imposible visitar todos los sitios famosos. Escoge tus favoritos, lee nuestro blog de Auténtico Nueva York y disfruta de observar a la gente mientras haces cola.

Obras de Gaudí Patrimonio de la Humanidad en Barcelona, Cataluña, España

Foto (by-nc-nd) de Víctor Gómez

SÍ…

En Barcelona, a lo mejor te tienta la opción de saltarte la cola para entrar a la Sagrada Familia o la Casa Milá, pero nosotros lo vemos como una equivocación. La arquitectura de Gaudí es tan única y especial que vale la pena hacer cola para poder verla de cerca. También sugerimos que intentes llegar a una hora menos popular para acortar el tiempo de espera. “Al que madruga, Dios le ayuda” por así decirlo.

Abby y Pedro en París

Foto (by-nc-nd) de El Boquerón Viajero

NO…

A veces tienes que elegir una cosa o la otra…y cuando las vistas son igualmente espectaculares, ¡decídete por la espera más corta! Estuvimos en Paris para un viaje corto de fin de semana hace un par de años y tuvimos que elegir entre la Torre Eiffel y el Arc de Triomphe. Cuando vimos la cola para subir a la Torre Eiffel, la decisión se hizo automáticamente. Después de todo, Les Champs Elysee nunca dejan de impresionar.

Pedro en la Torre de Pisa

Foto (by-nc-nd) de El Boquerón Viajero

¿QUIZÁS?

Tuvimos una situación semejante cuando estuvimos en Pisa. ¿Merece la pena esperar para subir a la torre inclinada? Nuestra respuesta honesta es “¡No sabemos!” La cola llegaba hasta un punto muy lejano tras terminar de sacar las famosas fotos intentando soportar el peso de la torre. Sencillamente no teníamos tiempo para esperar, pero sí encontramos un sitio genial de helados en nuestro camino hacía el coche atravesando las calles antiguas. (Gelateria De’ Coltelli, Lungarno Antonio Pacinotti, 23, Pisa, Italia).

Entonces, ¿cuál es nuestra conclusión? ¿Esperar o no? Realmente depende de ti. Si tienes mucha prisa, un tour te puede ahorrar bastante tiempo y colas. Otra muy buena idea es elegir una sola atracción con colas largas e intentar ir en horas menos frecuentadas. Pero en general somos partidarios de la idea de que se puede encontrar una alternativa auténtica y disfrutar de una experiencia viajera genial sin ver todos los sitios famosos. No haberte subido a la Estatua de la Libertad no quiere decir que no hayas visto Nueva York; apostaríamos que la mayoría de los locales no han esperado las largas colas. ¡Así que olvídate de lo que “TIENES QUE VER” y viaja! Y si tienes que hacer cola en el camino, asegúrate de que valga la pena esperar.

Aquí os dejamos un infográfico de Get Your Guide, donde se puede ver el tiempo que se invirte guardando cola de media en las principales atracciones del mundo.

Esperar o no esperar

Infográfico de Get Your Guide

*** Licencia de las fotos: Fotos con licencia (by); Fotos con licencia (by-nc-nd); Fotos con licencia (by-nc); Fotos con licencia (by-nc-sa); Fotos con licencia (by-sa).
Foto portada (by-nc-nd) de El Boquerón Viajero