Andorra La Vella capital Andorra

A pesar de su pequeño tamaño, quedé sorprendido de la cantidad de cosas qué ver en Andorra. La nieve, el balneario y sus iglesias, son algunas de las joyas escondidas.

Echando la mirada atrás, aún recuerdo con mucho cariño mis días descubriendo todo lo qué ver en Andorra. Acompañado de buenos amigos y metidos en el invierno, partimos en coche desde la estación de trenes de Lleida hasta el pequeño pueblo de La Cortinada; donde estaba el Hotel Mu Plaza, un cómodo alojamiento muy curioso con temática inspirada en las vacas. Fueron solo tres días, pero la verdad que dieron para mucho y sobre todo para salir encantado con este pequeño, pero interesante país. ¿Queréis ver todas las razones para viajar a Andorra? ¡Adelante!

Relajarse y sentirse como un rey en Caldea

Si quieres conocer el paraíso en la tierra entonces Caldea seguramente se acerque bastante. Tuve la suerte de pasar toda una tarde en este balneario y lo único que sé es que salí como nuevo. Tienen montones de tratamientos y circuitos para que puedas estar días encerrado. Lo que más me llamó la atención fue la piscina al aire libre. A tener en cuenta que estábamos en pleno invierno nevando y se estaba en la gloria metido en el agua caliente. ¡Sin duda la mejor opción para reponerse de una jornada de esquí!

Disfrutar de las actividades de nieve

Uno de los grandes atractivos de Andorra es sin duda disfrutar de las actividades de nieve. Tanto si estás empezando y no tienes mucha idea (mi caso) como si ya eres todo un experto, Andorra es uno de los destinos preferidos para este ocio. Yo pasé una mañana entera en Vallnord practicando raquetas de nieve, trineo de perros y motos de nieve. Cuando vuelva otra vez me gustaría practicar esquí o snowboard (¡eso sí, con monitor para empezar jeje!). Si te da igual no viajar en una temporada específica, puedes consultar ofertas de forfait en Andorra, y así saber cuándo es la mejor fecha para ti.

Pueblos perdidos donde encontrarte

Aunque lógicamente Andorra no es un desconocido y se llena de turistas en muchos meses del año, aún quedan pueblecitos que conservan su encanto. Durante un día estuvimos recorrido las carreteras del país visitando diferentes localidades para encontrar sus joyas escondidas. Visité Ordino, La Massana, Escaldés, y sin duda alguna fue Pal el que se llevó un trocito de mi corazón. Sus serpentinas calles que suben hasta la Iglesia de San Clemente crearon una imagen difícil de borrar de mi memoria.

De compras por Andorra La Vella

Tampoco haría ningún descubrimiento si os dijera que ir a comprar a Andorra es otra de las buenas razones que te dé este país para visitarlo. Al no estar sujetos a IVA, los precios lógicamente se reducen aunque tengan la misma base que en España. Si estás buscando alguna novedad tecnológica, perfumes o ropa, en Andorra puedes aprovechar para rellenar la maleta para la próxima temporada. Tengo que reconocer que fui un valiente y no caí en la tentación, ¡pero ganas no me faltaron!

Una ruta por las iglesias románicas

Además del encanto de los pequeños pueblos de Andorra, uno de sus mayores atractivos dentro de estos son sus iglesias románicas. Si te gusta visitarlas podrás dedicar un fin de semana completo solo a recorrerlas. Las que más me gustaron fueron la Iglesia de San Clemente en Pal, la Iglesia de Santa Coloma en Andorra la Vieja, la Iglesia de Sant Joan de Caselles en Canillo y el Santuario de Meritxell que es un castillo y también se encuentra en Canillo. Y ya que estamos hablando de románico, los puentes son también dignos de ver. El Puente de la Margineda es el mayor puente medieval de Andorra y se encuentra en Andorra la Vieja.

Con todo esto en mente es imposible pensar que Andorra solo ofrece nieve. Está claro que es su gran atractivo, pero qué mejor que disfrutar de tu actividad preferida en la nieve y combinarlo con jornadas de turismo donde admirar la belleza de sus pueblos, relajarse en un balneario o comprar con descuentos. Estas son algunas razones, mis preferidas, para visitar Andorra y descubrir todo lo que tiene por mostrar. ¿Hay algo más de Andorra que te llamara la atención y no haya incluido?