The Harriet Beecher Stowe House, Hartford, CT

Harriet Beecher Stowe- “Sus palabras cambiaron el mundo”

The Harriet Beecher Stowe House, Hartford, CT

Rusko visitó la casa de Harriet Beecher Stowe en Hartford, Connecticut. Harriet Beecher Stowe fue autora de La cabaña del tío Tom, el libro más popular del siglo XVIII salvo La Biblia. Harriet Beecher Stowe fue hija de un ministro Calvinista, abolicionista ferviente y contaba entre sus amigos a Sojourner Truth. La casa está ubicado en la famosa “Nook Farm” (La Granja Nook), la cual era una esquinita de Hartford, en una curva de un río pequeño, que ahora ha cambiado de ruta para fluir bajo tierra. De hecho, ¡su vecino era Mark Twain!

The Harriet Beecher Stowe House, Hartford, CT

Cuando llegamos al centro de visitantes, nos apuntamos para una visita guiada (9 dolares por adulto) y mientras esperábamos al guía, vimos una película sobre la historia de los EE.UU. y la importancia de La cabaña del tío Tom en la lucha contra la esclavitud. De hecho, hay una anécdota sobre Harriet Beecher Stowe y Abraham Lincoln. Harriet, que sólo medía 1,50 metros, hablaba con el entonces presidente Lincoln y el Sr. Lincoln le dijo, “Entonces, Ud. es la pequeña mujer que escribió el libro que empezó esta gran guerra.” Se refería, claro, a la guerra civil, un conflicto con bases en la esclavitud en los EE.UU., entre otras cosas.

The Harriet Beecher Stowe House, Hartford, CT

El libro disfrutó de una gran popularidad con mucha publicidad incluyendo lámparas, juguetes, musicales, obras de teatro, etc. Desafortunadamente, Harriet nunca vio el dinero de los productos de publicidad. Seguía escribiendo y publicó más de 20 novelas, aunque La cabaña de tío Tom sigue siendo la más famosa. (Se ha traducido a muchos idiomas en todo el mundo.)

The Harriet Beecher Stowe House, Hartford, CT

Empezamos nuestra visita caminando por el jardín. Harriet Beecher Stowe era una jardinera entusiasta. Era un pasatiempo común en la América Victoriana y el jardín fue una manera para reflejar el estilo de la familia. El jardín tiene una variedad bonita de flores y plantas, aunque tras las altas temperaturas del mes de julio, la mayoría de las plantas estaban marchitando o muertas. Recomendaría una visita a principios de mayo para poder disfrutar completamente del jardín.

The Harriet Beecher Stowe House, Hartford, CT

Entramos a la casa gris (originalmente fue pintada de un amarillo mostaza, aunque a Harriet le gustaba más de gris) a través de un porche grande. Al entrar nos sorprendió la madera oscura, alfombras de tonos de joyas y las paredes cubiertas con varios patrones de papel. La primera habitación que visitamos fue el salón donde se encontraba el escritorio donde se supone que Harriet escribió La cabaña del tío Tom. También vimos unos ejemplos de sus cuadros. Harriet también pintaba y la mayoría de sus cuadros eran naturalezas muertas y fueron colgados en su casa.

The Harriet Beecher Stowe House, Hartford, CT

Continuamos la visita con otra salita con un piano y una gran ventana que dejaba entrar el sol del jardín. En las ventanas se veía que las plantas que escalaban y enmarcaban el vidrio. Era un sitio muy tranquilo y la guía nos llamó la atención para que escucháramos la música de piano de fondo. Eran partituras compuestas por la Sra. Beecher Stowe.

The Harriet Beecher Stowe House, Hartford, CT

En la segunda planta encontramos los cuartos de dormir. Harriet Beecher Stowe tenía hijas gemelas, Hattie (un apodo para Harriet) y Eliza. Las hijas solteronas vivieron con su madre durante toda la vida ayudándola con sus viajes, giras y enviando sus libros para publicar. Las chicas compartían un cuarto con camas individuales y un armario extremadamente pequeño para guardar todos sus vestidos estilo victoriano. En una mesa se veían las herramientas de plata que usaban en la época. También un cepillo grande para limpiar el polvo de los vestidos, un gancho para deshacer todos los botones de las botas y la ropa y varios alfileres para los tocados (ninguna mujer salía a la calle sin tocado.)

The Harriet Beecher Stowe House, Hartford, CT

Pasamos al cuarto de invitados y al escritorio personal de Harriet. Su esposo fue profesor en una universidad y también autor (tenía su oficina en la segunda planta). Bajamos las escaleras para ver la cocina grande. Resultó que Harriet Beecher Stowe abogaba mucho por la ama de casa americana. Ella creía que era una profesión noble y escribió libros sobre cómo organizar una cocina con más eficacia. Algunos consejos suyos son usar estantes estrechos y abiertos para no comprar la misma cosa dos veces. Otra gran idea fue poner la mesa en el centro de la habitación para ahorrar algunos pasos. De hecho, sus consejos todavía se usan en las clases del instituto en los EE.UU.

La visita acababa con una parada en la casa Day. Es el edificio al lado de la casa de Harriet Beecher Stowe y también está construida en el estilo victoriano con un gran porche y moldes de madera muy ornatos. Hoy en día se usa como la biblioteca del centro y está abierto al público para charlas sobre temas de la justicia social y también disponible para eventos pequeños. La primera planta es magnificente con un atrio lleno de plantas, un salón grande con madera oscura y alfombras gruesas. La atmósfera te trasporta al pasado. ¡Un sitio perfecto para una pequeña celebración o una boda íntima!

The Harriet Beecher Stowe House, Hartford, CT

Nos encantó el centro Harriet Beecher Stowe, más que nada porque aprendimos mucho de nuestro pasado. Nuestra guía fue Cherie y ella nos explicó bien las cosas importantes de la casa. Nos dimos cuenta de lo importante que era para alguien como Harriet Beecher Stowe vocear sus opiniones. Era una mujer con mucha voluntad y adelantada a su época. Su esposo sabía que ella iba a cambiar la historia y le aconsejó que se quedara con el nombre Beecher. “Es una familia importante con muchas conexiones y tú serás una mujer literata.” Ruskomendamos una visita a Nook Farm (si tienes tiempo visita también la casa de Mark Twain) con 5 boquerones.