La ciudad de Boston desde el Prudential Tower

Boston es una ciudad que nos enamoró hasta el nivel de querer vivir en ella. Aquí compartimos un listado con 20 cosas y sitios qué ver en Boston y alrededores.

Ir directamente a dónde alojarse en Boston

Comprar City Pass Boston

¿Visitas Nueva York? Todo para preparar tu viaje

Boston siempre ha sido una ciudad que teníamos muchas ganas de visitar. Está cerca de Nueva York (4 horas en coche o 1 en avión), tenemos amigos allí y además éramos conscientes de lo mucho que había qué ver en Boston. Lo que no podíamos imaginar es que nos enamoraríamos de Boston, qué terminaríamos fascinados con su ritmo, con la amabilidad de su gente y con el perfecto tamaño de la ciudad. ¡Os ruskomendamos sin lugar a dudas que visitéis la ciudad! Aquí os dejo una lista con 20 cosas qué hacer y qué ver en Boston para que terminéis igual de ilusionados que nosotros.

Freedom Trail

State House en Boston

Massachusetts y particularmente Boston están cargados de elementos representativos de la Revolución Americana (Lexington y Concord son otras buenas opciones). Es por ello que en Boston tuvieron la idea trazar un recorrido para visitar 16 de los lugares más importantes de esta etapa de Estados Unidos. A través de sus 2,5 millas (4 kilómetros) y siguiendo las líneas del suelo, uno puede disfrutar y aprender de la historia sin perderse. Se puede hacer con un guía turístico o por cuenta propia ayudado de una aplicación o de un mapa. En cualquier caso, es un recorrido imprescindible, ya que además te permite conocer otros rincones qué hay que ver en Boston.

Black Heritage Trail

Abiel Smith School, Boston

Este segundo recorrido permite conocer los orígenes de la llegada de los africanos a la ciudad de Boston, remarcando los lugares con mayor importancia en su historia. Al principio fueron comprados como esclavos y se fueron asentando en la zona de Beacon Hill. Pero tras la Revolución Americana todo cambió, y se convirtieron en hombres libres. La ruta te lleva por las casas, escuelas y centros (a la mayoría no se puede entrar) que fueron importantes en el desarrollo de esta comunidad en Boston. Además es una zona muy bonita y muchas de las casas son espectaculares, por lo que merece la pena darse un paseo.

Sam Adams Brewery Tour

Visita a Samuel Adams Brewery, Boston

Nada más poner los pies en Boston por la mañana, nos dirigimos a la fábrica de cerveza de Sam Adams. El tour es gratis y dura lo suficiente para aprender sobre el proceso de la cerveza, pero sin extenderse y hacerse pesado. Además, tras acabar la visita, todos fuimos a una sala donde probamos las diferentes cervezas y nos regalaron un vaso. ¡Qué mejor forma de empezar la mañana! Y si quieres completar la visita con un sitio histórico de la marca, a pocos metros se encuentra Doley’s Café, el primer bar que apostó por esta multinacional cerveza.

Boston Tea Party Museum

Boston Tea Party Museum

La noche del 16 de diciembre de 1773 es para muchos la antesala de la Revolución Americana. Esa noche los colonos americanos tiraron por la borda toda la mercancía de té, en señal de protesta contra los británicos. El museo que rememora tal momento no es solo un barco en forma de museo, si no que es una forma interactiva de aprender sobre ese momento. ¡Lo más divertido es que uno mismo puede imitar ese momento lanzando el té por la borda! Tienen muchas actividades diferentes y el 16 diciembre, por supuesto, es el mejor momento para hacer una visita y sentirse un revolucionario.

Historic District

Monument Square en el Historic District de Boston

La parte más antigua y señorial de Boston es uno de los paseos con más encanto que se pueden hacer en la ciudad. Calles como Boylston Street y las zonas de Back Bay y Beacon Hill, están llenas de casas y arquitecturas que hoy ya son imposibles de hacer en las ciudades. Además, algunas de estas casas sirven hoy de museo como por ejemplo “Otis House Museum” o “Gibson House Museum”. Muchas de las paradas del “Freedom Trail” atraviesan estas zonas, pero si no lo queréis hacer completo, un rápido paseo por estas calles os trasladará a otro siglo.

Subir a Prudential Tower

Prudential Tower en Boston

El Prudential Tower – o como es conocido coloquialmente “The Pru” – se construyó en 1964 y cuando lo vi me recordó a esos rascacielos antiguos que salen en las películas y series de los 80 y 90. A diferencia del otro rascacielos de la ciudad (como el John Hancock Tower) al Prudential Tower sí se puede subir (aunque no es gratis). El “Skywalk Observatory” se encuentra en la planta 50 y es el observatorio más alto de toda Nueva Inglaterra. Las vistas de 360 grados son impresionantes, pues la ciudad en sí misma ya lo es. Si queréis rizar el rizo, el Restaurante “Top of the Hub” está situado en la planta 52 y no tendréis que pagar entrada ¡jeje!

Museos de Boston

Museo de Ciencias, Boston

Boston es una ciudad con muchos museos interesantes donde solo visitando estos, se podría ocupar un viaje entero. Sin duda el más importante es el Museo de Ciencias (atracción más visitada de Boston), donde hay más de 700 exhibiciones. Pero también ruskomendamos otros como: “Museum of Fine Arts”, el Instituto de Arte Contemporáneo, el Museo de Historia Natural de Harvard, “The Salem Witch Museum”, “USS Constitution Museum” y otros más específicos para amantes de la computación, la policía, los bomberos y un largo etcétera.

Theater District

Washington Street en Theatre District by BotMultichillT

Debajo de Boston Common y justo al lado de Chinatown se encuentra una de las zonas con más y mejor ambiente de la ciudad. El Distrito de los Teatros (“Theater District”) es conocido por ser el Broadway de Boston y en sus teatros se pueden ver los mejores musicales y obras como El Rey León, Mamma Mía o Kinky Boots. El edificio que más destaca es la Casa de la Ópera de Boston (“Boston Opera House”), sucesora de la antigua cerrada tras la Gran Depresión y que abrió sus puertas en 1928. Alrededor de éste también están The Paramount Center, el Savoy Theatre o el Modern Theatre – Suffolk University.

Boston Common

Jardín Público de Boston

Es el pulmón de Boston, además de ser uno de los parques públicos más antiguos de Estados Unidos. Construido en 1634, alberga un cementerio donde descansan algunos personajes históricos. Justo al lado también está el Jardín Público de Boston (“Boston Public Gardens”). Merece la pena pasear por él y recorrerlo viendo las diferentes estatuas que hay en el interior. La más conocida, sobre todo por los niños, aunque también por los que lo fueron alguna vez, es la estatua de bronce de mamá pato y sus patitos en referencia al libro “Make Way for Ducklings”. Se dice que se sientan tantos niños encima, que nunca necesita ser pulida.

El North End y Little Italy

North End, Boston

El “North End” de Boston está repleto de lugares históricos que reflejan la importancia de la inmigración en la ciudad (judíos, portugueses, irlandeses o italianos entre otros). Aún así es conocido en Boston por albergar a la Pequeña Italia (“Little Italy”), lo que como todos os podréis imaginar conlleva multitud de restaurantes donde disfrutar de una de la que posiblemente es mi comida favorita: la italiana. Pero no solo hay gastronomía en el North End, la zona ocupa gran parte del “Freedom Trail”, su paseo junto al océano es muy acogedor y las iglesias y mercados de estilo más europeo, hacen de la zona una de las más visitadas de la ciudad.

Quincy Market

Quincy Market en Boston

Quincy Market es un mercado histórico de principios del siglo XIX que tiene una arquitectura única. Se encuentra en el Downtown de Boston y cuando lo visitamos tenía una atmósfera muy especial con artistas callejeros y tiendas rodeando el mercado. La cúpula del edificio central es una auténtica obra de arte y, aunque ya no funciona como mercado al estilo tradicional, tanto este edificio central como los dos laterales (North and South Market) conservan el encanto del pasado y tienen restaurantes con comidas únicas, bares y tiendas. Siempre está lleno de gente, pero merece la pena pasarse y entrar aunque solo sea a verlo.

Boston Duck Tours

Boston Ducky Tour

¿Qué os parece la idea de visitar la ciudad en lo que aparamente podría ser un autobús con forma de pato y que de repente se meta en el agua y dé un paseo? ¡A mí esa idea me dejó alucinado y quería hacerla como fuera! De hecho hay en otras ciudades como Filadelfia o Pittsburgh, pero fue en Boston donde lo terminé probando. ¡Nos lo pasamos genial!, y además es una forma tranquila de pasear por la ciudad. En el momento de entrar al agua creo que volví a la niñez y estaba tan ilusionado como los niños que tenía delante. ¡Me encantó el pato-bus jaja! Más información sobre Boston Duck Tours.

Financial District

Skyline del Financial District de Boston

Es la zona de rascacielos de Boston y la que define el skyline de la ciudad que se ve perfectamente desde el aeropuerto. Es mayormente una zona de oficinas, aunque podemos encontrar algunas atracciones como El Acuario de Nueva Inglaterra, que tiene un acuerdo con barcos para poder ir a ver las ballenas como en Bar Harbor hicimos nosotros. También podéis dar un paseo por el puerto o comer en alguno de los restaurantes de la zona, aunque claro, si no es horario de oficina, la zona estará más vacía.

Dinner Cruise

Dinner Cruise en Boston

La idea de cenar mientras navegas por el océano siempre suena divertida y romántica. Ya probamos la cena por el Río Sena en París. En Boston el Spirit of Boston es algo parecido, y ofrece diferentes horarios para poder disfrutar de esta actividad. Nosotros elegimos una cena con anochecer y buffet. Primero nos tomamos unas copas en la terraza del barco mientras veíamos el atardecer con la brisa del mar dándonos en la cara. Luego pasamos al buffet, donde disfrutamos de diferentes tipos de comida (no muy abundante, pero con lo suficiente). Por último, descubrimos que en la planta de arriba había una discoteca con un dj poniendo música y bailando cerramos la noche. En definitiva, ¡un plan genial después de un intenso día de turismo!

Seaport Boston

ICA en Boston

Esta zona ha pasado de ser una parte abandonada al otro lado del Downtown de Boston, a una de las zonas que más de moda se ha puesto. Además de ser de donde parte el Spirit of Boston, podéis encontrar infinidad de restaurantes y discotecas si queréis un poco de marcha nocturna. El puerto lo han remodelado por completo y es fácil encontrar terrazas con vistas al océano. Por último, si os gusta el Arte Contemporáneo, no es podéis perder el ICA de Boston (Instituto de Arte Contemporáneo), que además de infinidad de obras tiene un edificio que nos impresionó.

Boston Public Library

Biblioteca Pública de Boston

Todos los que leéis con frecuencia El Boquerón Viajero sabréis que soy un amante de las Bibliotecas Públicas. Y es que por su historia y sus bellos edificios suelen ser parte de mis visitas a las ciudades. Además en Madrid o en Nueva York, las frecuento a veces para inspirarme. La de Boston está en pleno centro de la ciudad, en frente del Hotel Charlesmark donde nos hospedamos. El edificio es del siglo XIX y cuenta en su interior con más de 23 millones de obras (convirtiéndola en una de las más extensas de Estados Unidos).

Chinatown Boston

Paifang en Chinatown, Boston

Aunque casi todas las ciudades más o menos grandes de Estados Unidos presentan un barrio conocido como Chinatown (recordad que en Nueva York hay uno en Queens y otro en Manhattan), éste de Boston es el único de toda Nueva Inglaterra. Merece la pena darse un paseo y si os pilla la hora de la comida probar alguno de sus restaurantes. En enero o febrero de cada año (según el año nuevo de la luna), se celebra el Año Nuevo Chino. Al igual que en otras ciudades, podréis ver desfiles y fiestas en el barrio.

Trinity Church

Trinity Church y Hancock Tower en Boston

Está situada justo en frente del rascacielos “Hancock Tower” y en éste último se forma un impresionante reflejo de la iglesia cuando el sol se va poniendo. Fue fundada en el siglo XVIII, pero un incendio la destrozó por completo y la que vemos hoy día es la restauración de 1877. Merece la pena entrar dentro para contemplar su arquitectura y, si tenéis suerte, escuchar su órgano.

Deportes

Boston Celtics jugando

Como aficionado a los deportes que soy, nunca me dejo esta opción para los que visitan las ciudades. Boston no tiene nada que envidiar a otras ciudades en cuanto a nivel deportivo, y disfruta de buenos equipos en casi todos los deportes. En baloncesto tienen a uno de mis equipos favoritos de la NBA, los Boston Celtics. En fútbol americano muchos asocian la ciudad al equipo de Nueva Inglaterra, los Patriots, aunque estos no son solo de Boston. En béisbol, los Red Sox presumen de ser uno de los primeros equipos nacionales que entraron en competición. Y por último en hockey los Boston Bruins también tienen equipo en la más alta competición, la NHL.

Afueras de Boston

Pedro en el MIT, Boston

A través de otros artículos os hemos ido descubriendo qué se puede hacer en los alrededores de Boston, donde además de las míticas universidades del país, también hay áreas para pasear o disfrutar. Destacamos estos dos barrios:

  • Cambridge, donde nos encantó pasear por Harvard Square, ver la Universidad de Harvard y recuperar mi pasado como estudiante tecnológico, visitando el MIT.
  • Sommerville, donde visitamos Taza Chocolate y disfrutamos de un buen café en el Barrio Portugués en Café Bom.
  • Charlestown, donde se puede ver Monument Square, el USS Constitution Center y Paul Revere Park.

Si eres de los que te gusta visitar todo, échale un vistazo a la “Boston City Pass” porque seguro que te interesa comprarla.

Boston City Pass

Dónde dormir en Boston

Si quieres todas las opciones donde dormir en Boston, en este enlace podrás encontrar todos los alojamientos de la ciudad.

Dónde comer en Boston

Cafés con encanto en Boston

  • Bom Café en Sommerville
  • Doyle’s Café
  • Cheers Boston

Información de interés y mapas de Boston

Vistas desde el Prudential Tower, Boston

**A visitar Boston fuimos invitados por la Oficina de Turismo de Massachusetts, sin ser impuestos a ningún tipo de crítica positiva o línea editorial diferente a la nuestra. Como siempre la opinión y la experiencia es totalmente personal.