Vistas de Baltimore, una ciudad con mucho que ver

A pocas horas de Nueva York, Baltimore destaca por su muelle, los cangrejos y su pasado histórico. ¿Sabíais que fue la ciudad donde surgió el himno actual de EE.UU.?

La ciudad de Baltimore, en el Estado de Maryland, es una escapada perfecta desde la Gran Manzana. Está relativamente cerca de Nueva York (a unas tres horas; más cerca que Washington D.C.) y se puede llegar tanto en autobús como en tren (de igual modo durante una excursión a Washington podría ser una buena parada). Históricamente está al nivel de ciudades como Richmond, Boston o Filadelfia por su protagonismo durante la Guerra Civil (aquí se produjeron las Revueltas de Baltimore de 1861). Además es una ciudad con un ambiente muy agradable y con exhibiciones artísticas muy interesantes.

Sin embargo Baltimore no goza de mucha fama entre los turistas, y los que acuden a la ciudad se centran en una parte muy específica de la misma sin salir de ésta. ¿Por qué? La principal razón es que Baltimore es considerada una de las ciudades de más criminalidad de Estados Unidos, por lo que la gente pasea por Inner Harbor (el puerto), y deja de visitar el resto. ¿Pero es tan peligrosa la ciudad? Bueno, si bien es cierto que se está trabajando en ello, ciertos barrios siguen siendo muy peligrosos. De hecho en el 2017 fue la ciudad más peligrosa del país. La pobreza lleva al crimen y éste a más pobreza, una espiral de la que la ciudad intenta escapar.

Pero no todo Baltimore es así y muchas zonas son seguras, además de muy bonitas. Por esta razón recomendamos hacer una visita a la ciudad, y como en toda ciudad tener cuidado de no visitar ciertas zonas como Fairfield u Orangeville Área. ¿Queréis saber qué ver en Baltimore y qué razones hay para una escapada? ¡Vamos allá!

Muelle de Baltimore (Inner Harbor)

Pedro y Abby en el Inner Harbor de Baltimore

Foto (by-nc-nd) de El Boquerón Viajero

Sin duda el Inner Harbor es la zona de Baltimore más reconocible y donde se queda casi todo el turismo. Pasear junto al muelle es muy agradable ya que está lleno de tiendas, puedes comer bien y hay actividades para toda la familia. Una de ellas es pillar un taxi acuático, otra puede ser visitar The Maryland Science Center (Centro de Ciencias de Maryland), Ripley’s Believe It or Not (misma idea que en Nueva York) o el Port Discovery Children’s Museum (un museo para los más pequeños considerado uno de los mejores del país).

Acuario de Baltimore

También en el Inner Harbor, el Acuario de Baltimore es considerado uno de los más importantes en todo el mundo. Explorar el mundo acuático en este gigantesco espacio es pura diversión (tanto para los adultos como sobre todo para los más pequeños). Tienen animales de Australia, tiburones de los arrecifes, bosques acuáticos y un impresionante cine en 4D. Si tienes tiempo, esta visita merece la pena.

Power Plant

Power Plant fue una antigua central eléctrica que tras varios intentos por hacer algo nuevo, finalmente ha sido reformada como zona comercial. Siempre hay muy buen ambiente, sobre todo en verano. Es donde se encuentra el Hard Rock, Barnes & Noble y muchas terrazas para tomar algo cerca del muelle. Aunque sea por dar un paseo, merece la pena echar un rato.

Top of the World

Sin salir del Inner Harbor todavía, podrás encontrar el mirador por excelencia de Baltimore. Está dentro del espacio de oficinas World Trade Center y destaca por su forma pentagonal. Desde arriba podrás tener vistas 360 grados de toda la ciudad, con lo que si no tienes mucho tiempo es una excelente forma de situarte y conocer la misma. Además la entrada solo vale $6.

Museo de Arte Visionario Estadounidense

Pedro y Abby en el Museo de Arte Visionario de Baltimore

Foto (by-nc-nd) de El Boquerón Viajero

El Museo de Arte Visionario Estadounidense (The American Visionary Art Museum) fue una de las visitas que más me impresionó cuando viajé a Baltimore; ya escribimos en el blog sobre él antes. Lo que vas a ver dentro no te lo esperas. Se trata de un museo de arte ecléctico donde artistas sin ninguna formación exponen sus obras. Puedes encontrar obras de todo tipo, en función del artista, y la experiencia comienza desde que estás en la puerta donde tienen una pared de cristales y un autobús decorado. La visita te marcará un antes y un después en tu forma de apreciar el arte; además es muy divertido.

Federal Hill Park

Una vez salimos del Museo de Arte Visionario Estadounidense, tanto en éste como si giramos hacia la parte de atrás realmente habremos cambiado de barrio. Estamos en Federal Hill y aún siendo un barrio residencial tiene un ambiente y una esencia única. El Parque Federal Hill es lo primero que te encontrarás y es un espacio perfecto para desconectar y pasear. Además tiene unas vistas preciosas del puerto desde la parte más alta, por lo que recomendamos sin duda visitarlo.

Cross Street Market

Ya adentrados en el barrio, podrás sentirlo en toda su esencia. Cross Street Market es un mercado de los de toda la vida con su carne, pescado y frutas. Pero actualmente además se ha convertido en un sitio de moda, ya que las calles de alrededor están repletas de restaurantes, bares y pubs donde comer y beber por muy buen precio. Si quieres vivir una experiencia deportiva entre cervezas, es tu zona.

Barrio Italiano

Saliendo del Inner Harbor hacia el este o cruzando en ferry desde Federal Hill (gratis entre semana con el Harbor Connector), llegarás al barrio Harbor East, dentro del cuál se encuentra el barrio italiano de Baltimore. Aquí podrás comer súper bien en muchos de sus restaurantes, tomar canolis o degustar un café de verdad. Además el barrio vive sus raíces profundamente y es posible que puedas asistir a algún festival o desfile italiano si es la fecha (sobre todo verano). Déjate embriagar por el ambiente y la festividad de la cultura italiana en pleno corazón de Baltimore.

Fell’s Point

El barrio justo al lado hacia el este de Harbor East es Fells Point, y sin duda fue el barrio que más me gustó. Es uno de los barrios marineros más característicos de Baltimore (nació cuando se fundó una empresa inglesa de construcción de barcos) y si como a nosotros te gustan los edificios históricos y calles empedradas, aquí caerás rendido. Una comida muy característica de Maryland que en este barrio es estrella es la tipo Chesapeake Bay, donde destaca el marisco.

Fort McHenry

Fort McHenry es de obligada visita para todos los amantes de la historia. Este declarado Monumento Nacional con forma de estrella, es conocido en todo el país por su exitosa defensa contra un ataque inglés durante la Guerra de 1812. Este evento inspiró al poeta Francis Scott Key, que tras ver la bandera americana ondeando, escribió su poema “The Star-Spangled Banner“. ¿Sabéis en qué derivó este poema? Pues nada más y nada menos que en el actual himno de Estados Unidos. Dentro encontrarás muchas referencias a la historia de estados Unidos, y a la batalla concreta de 1812. Sin duda un lugar para apuntar en la lista de sitios históricos del país.

Tumba de Edgar Allan Poe

Desde el Inner Harbor hacia el oeste tenemos varios puntos de interés para todos los amantes de este espectacular escritor. Por un lado, en el Cementerio de la Iglesia de Westminster Hall, está la tumba donde descansan sus restos tras varias exhumaciones. Si sigues la calle Fayette W y giras hacia el norte en la calle N Amity, llegarás a la Casa y Museo de Edgar Allan Poe, un lugar menos conocido pero muy interesante. Por último, como dato extra si ya eres muy fan, aunque está más alejado y fuera de los barrios que recomendamos en este artículo, en la esquina de Broadway y Fairmount en Church Hospital, hay una placa que dice ser el sitio donde murió el escritor (nota: no está totalmente confirmado).

Conoce la historia africana de Baltimore

Un lugar muy interesante, tanto para ir en familia como para aquellos que quieren profundizar en la historia afroamericana, es el Museo de cera africano de Baltimore. Allí encontrarás personalidades relevantes de la historia africana, así como historias y figuras más famosas como la de Obama. Por otro lado está el Reginald F. Lewis Museum, asociado a Smithsonian y menos interactivo que el anterior. Lo positivo es que está más cerca de Inner Harbor, y también puedes hacer un buen recorrido de la historia afroamericana.

Graffiti Alley

Para los más aventureros y amantes de los grafitis, este callejón es un lugar especial. Aunque está totalmente prohibido hacer grafitis en Maryland, esta zona se ha hecho famosa y forma parte de la ciudad. La zona no es peligrosa, pero sí más alejada y deberás tener algo más de cuidado. Ya que estás por allí, anímate y visita justo al lado el Museo de los Tranvías de Baltimore.

Para los amantes de la Ouija

Tumba del creador de la ouija en Baltimore

Foto (by) Cultofweird

¿Estás interesado o te entra curiosidad saber más del origen de la Ouija? En Baltimore podrás encontrar respuestas. Por un lado en el Cementerio de Green Mount está la tumba de Elijah Bond, el primer hombre en patentar la tabla de Ouija. Luego, en 529 North Charles Street está el edificio (verás hoy una tienda de 7-Eleven) donde se nombró a la tabla como tal por primera vez en 1890. Muchas curiosidades y misterios rodean a este juego, que sigue interesando a millones de personas.

Cómo llegar a Baltimore

Como contábamos al principio, si estás en Nueva York o Washington D.C. es una escapada muy interesante si tienes días de sobra. Conocerás un ambiente diferente y más marítimo que otras ciudades. Puedes ir en autobús, tren o en tu propio coche ya que es una ciudad donde no es complicado encontrar aparcamiento en ciertas zonas (o parking privado).

Si coincide que viajas directamente a Baltimore (ya que tiene aeropuerto internacional) no olvides tramitar el ESTA antes. Puedes hacerlo directamente o través de una empresa que te ayude hacerlo para evitar complicaciones. Aquí puedes ver los requisitos del ESTA para ver si debes aplicar y cómo.

Dónde comer en Baltimore

Comiendo en Rusty Scupper en Baltimore

Foto (by-nc-nd) de El Boquerón Viajero

Si por algo es conocido Baltimore es por su marisco, pero más concretamente por sus cangrejos. No te podrás ir de la ciudad sin probar los “blue crabs” (cangrejos azules), “soft crabs” (cangrejos blandos porque se pillan justo al cambiar el caparazón) o la “crab cake” (pastel de cangrejo), buenísimo en un sandwich. Nosotros comimos en Rusty Scupper, todo un clásico (un poco turístico todo hay que decirlo), donde se come muy bien.

Comiendo crab cake en Baltimore

Foto (by-nc-nd) de El Boquerón Viajero

Saliendo del Inner Harbor (donde hay más restaurantes), puedes animarte a comer en la zona del Barrio Italiano que antes hablábamos. Allí recomendamos La Scala, un restaurante italiano de los de siempre y donde el chef lleva años demostrando su gran cocina. Completa la tarde con un espresso de los de verdad en Café Gia. Por otro lado, alrededor de Cross Street Market, también tienes mucho ambiente y restaurantes. En esta zona te recomendamos dejarte llevar, pero si quieres algo en especial prueba The Abbey Burger Bistro.

Y si quieres planes más alternativos y te has animado a ir a la zona de los grafitis, tienes tres restaurantes que nos recomendó una amiga nuestra de Baltimore. Son Motorhouse, Joe Squared y Red Emmas.

Dónde alojarse en Baltimore

Para el alojamiento recomendamos quedarse en alguna de las zonas que hemos recomendado anteriormente. Baltimore es una ciudad como decíamos donde hay seguridad en estas áreas, pero si te dejas llevar por el precio puedes acabar en un barrio donde no deberías. La primera opción es Inner Harbor, aunque no pasa nada por salir de esta zona tan turística y buscar algo en Federal Hill, Fells Point o el Barrio Italiano.

Si quieres ver todas las opciones de alojamiento y comparar diferentes posibilidades, te dejamos este enlace.

Pedro y Abby disfrutando de Baltimore

Foto (by-nc-nd) de El Boquerón Viajero