Bioparc Fuengirola, Malaga

Bioparc Fuengirola apuesta por la labor social y educativa con los animales, y no solo como muestrario

Bioparc Fuengirola, Malaga

Desde pequeño siempre había conocido el famoso zoológico de Fuengirola, un pueblo de la Costa del Sol de Málaga situado a media hora de la ciudad y donde sin lugar a dudas viviría. Era una visita casi obligada en el colegio y yo creo que todos los de mi generación recordamos al mono rebelde que escupía y fumaba, las personas dando de comer a los animales o al león enjaulado. Lo malo del antiguo zoológico eran las condiciones en las que se tenía a los animales, aunque supongo que eran tratados con cariño de una forma tradicional que se estilaba antes, donde los animales eran mostrados, y que ahora nos rechinaría un poco. De la necesidad de cambiar este concepto de zoológico nace Bioparc Fuengirola.

Bioparc Fuengirola, Malaga

Bioparc Fuengirola no es muy grande, de hecho solo alberga 1 hectárea y media y es que se encuentra en medio del núcleo urbano, haciendo difícil su expansión. A cambio han conseguido recrear uno de esos lugares con encanto donde pasar un día aprendiendo y disfrutando. Bioparc Fuengirola ha querido apostar por especies menos conocidas, haciendo del parque no solo un lugar donde ver animales, si no donde apostar por la conservación y la transmisión de la importancia por la naturaleza, para que todos sintamos el mismo grado de implicación por nuestro entorno.

Bioparc Fuengirola, Malaga

Dividido en tres partes, Bioparc Fuengirola recorre las selvas de Madagascar, África Ecuatorial y el Sudeste Asiático (Descargar Plano Bioparc Fuengirola). Tuvimos la suerte de hacer el recorrido con un veterinario del parque, que con toda la pasión por lo que hace, supo transmitirnos y enseñarnos los misterios del parque y la importancia del mismo. Y es que Bioparc Fuengirola sirve además como punto de conexión con otros zoos llevando a cabo campañas de protección, conservación y reproducción de determinadas especies, para asegurar su continuidad y calidad de vida.

Bioparc Fuengirola, Malaga

Bioparc Fuengirola, Malaga

Comenzamos la visita con la selva de Madagascar, donde los animales que destacan en Bioparc Fuengirola son los lémures (que recordaréis por sus locuras en la película Madagascar). Deberías estar allí para poder ver también las posturas y caras que ponen estos pequeños mamíferos, muy cercanos con los visitantes. Para acceder a donde están los lémures hay que entrar con un guía que nos explicó acerca de ellos y de la función de los baobabs dentro de la selva, tan importantes por ser cobijo de animales y por aprovecharse todo de él. De hecho la entrada al recinto de los lémures es una reproducción de un baobab.

Bioparc Fuengirola, Malaga

Continuamos con la selva de África Ecuatorial donde nos encontramos con algunos de los animales más fascinantes del parque. Los cocodrilos del Nilo con su aparente tranquila forma de vivir la vida parecen inofensivos, lo cual está bastante lejos de la realidad. También nos gustaron los dominantes gorilas y los entrañables chimpancés, cuyo comportamiento se asemeja bastante al nuestro. La verdad es que cada animal tiene sus peculiaridades, y tener la suerte de que te expliquen cómo viven, se alimentan e incluso ver donde duermen de la mano de un veterinario es entusiasmante. ¡Por eso ruskomendamos una visita guiada, son gratis!

Bioparc Fuengirola, Malaga

Bioparc Fuengirola, Malaga

Por último, la selva del Sudeste Asiático queda presidida en Bioparc Fuengirola por los tigres de Sumatra, ¡qué majestuosidad! El espacio destinado a estos dos ejemplares es espectacular, recreando el Templo de Angkor y haciendo que cada rincón mirador no permita ver a los visitantes de los demás puntos para mirar. Los tapires también nos sorprendieron, no solo por su forma sino también por la cantidad de años que llevan en la Tierra. Orangutanes, pelícanos y otros tantos animales se pueden ver en este espacio.

Bioparc Fuengirola, Malaga

Bioparc Fuengirola, Malaga

Bioparc Fuengirola, Malaga

Pero no solo son los animales, por si fuera ya poco, el atractivo de este centro. En Bioparc Fuengirola se han cuidado al detalle estético los espacios y rincones donde se ven los animales reproduciendo valles, humedales y bosques para sentirnos inmersos en el entorno de las especies. Aunque no están abiertas al público general, tuvimos la suerte de que nos enseñaran las incubadoras y el centro de reproducción y conservación de algunas especies protegidas. Es necesario saber la importancia que supone que Bioparc Fuengirola apuesta por la labor social y educativa con los animales, y no solo como muestrario.

Bioparc Fuengirola, Malaga

Bioparc Fuengirola, Malaga

Bioparc Fuengirola, Malaga

Y por la noche Bioparc Fuengirola se transforma ofreciendo otra cara muy diferente a la de la mañana. Se pueden realizar visitas nocturnas descubriendo la vida de los animales que horas antes se mostraban dormitando. Además existen espectáculos con mamíferos y aves, donde aprendimos la forma en la que interactúan y viven en su espacio natural. Para completar la noche asistimos a un espectáculo de danzas africanas, donde aprendimos sobre los bailes e instrumentos típicos de diferentes culturas. Ruskomendamos Bioparc Fuengirola con 4 boquerones, animándoos a que vayáis a disfrutar de la ciudad de Fuengirola y por un rato, os adentréis en la impactante selva.

Bioparc Fuengirola, Malaga

Bioparc Fuengirola, Malaga