Botica de la Cerveza Malaga

Información de contacto de La Botica de la Cerveza

La Botica de la Cerveza ya sabíamos que era un lugar especial, pero fue todo un lujo disfrutar con Pepe de una cata de cervezas inglesas.

Empezaré siendo sincero con vosotros. Cuando decidimos mudarnos de Nueva York a Málaga, uno de nuestros miedos (el salto era grande y había muchos otros si cabe más serios jeje) era que nos habíamos aficionado en NY a la cerveza artesanal – “craft beer”, y que en Málaga este movimiento no estaría tan en auge. Lógicamente no esperábamos encontrar lo mismo (en Nueva York todo es a lo grande), pero sí poder darnos el gusto de probar diferentes cervezas, de diferentes partes del mundo, llegados el final de la semana. Pues no solo uno, si no son varios bares malagueños los que han apostado por esto.

Cartel de la Botica de la Cerveza

Podemos decir que los hemos probado casi todos, al menos los que conocemos por ahora, y todos tienen su matiz diferente que los hace especiales. Pero en esta ocasión hablaremos de una cata especial que tuvimos en La Botica de la Cerveza, un rincón en la Calle Victoria que ha conquistado nuestros corazones. Este bar dedicado a la cerveza artesanal destaca por su ambiente hogareño, en gran parte aupado por los simpáticos camareros que se ven que son grandes amantes de la cerveza. Hablamos con ellos para que nos prepararan una cata especial, y Pepe eligió una cata de cervezas inglesas.

Cervezas diferentes en La Botica de la Cerveza

En La Botica de la Cerveza hay mas de 300 tipos de cervezas, asi que centrarse solo en unas cuantas es una difícil tarea. Pues bien, Pepe no solo lo consiguió si no que además consiguió contarnos una historia que conectaba una cerveza tras otras mientras las catábamos. La primera en la mesa fue la London Pride de Fuller’s, una Ale muy suave para tomar en el día a día. Pepe nos contaba que las cervezas inglesas se caracterizan por su “baja” graduación con respecto a otras, lo que les permite beber más cantidad. Empezar con esta tenía el sentido de ir calentando motores.

Brown Ale en La Botica de la Cerveza

Cuando los ingleses llegaron a la India, una de las cosas que no querían dejar pasar por alto era poder disfrutar de su cerveza Ale. Pero llevar la cerveza en tan larga travesía no era tarea fácil ya que ésta se agriaba. Para solucionarlo tomaron dos alternativas: aumentar la cantidad de lúpulo para evitar las bacterias que causan acidez y la de alcohol proporciona un ambiente que combate las bacterias. Su éxito todavía se bebe hoy día. Contado esto, era turno para probar la IPA de Fuller’s, donde se empezaba a notar ese cambio de sabor con respecto a la primera Ale.

Era el momento de subir un poco el nivel de cuerpo de la cerveza e ir obteniendo sabores más marcados. Así Pepe nos puso la Brown Ale de Samuel Smith’s donde ya sí se empezaban a notar los toques de caramelo o cacao debido a la malta más tostada. La idea de estas cervezas era convertir las normales en más nutritivas, por lo que se le podía dar a los trabajadores para cumplir una doble función: que estuvieran más contentos y con más energía. Nosotros también estábamos más contentos, ¡y todavía quedaban dos cervezas más!

Todas las cervezas que probamos

Acto seguido Pepe nos trajo la Porter de Samuel Smith’s. Esta cerveza, que todavía tiene más cuerpo que la anterior, se hizo muy famosa entre los porteadores que trabajaban en los mercados (de ahí su nombre – porter). Su graduación es mayor, así como su sabor más intenso. Estábamos realmente disfrutando de una lección de historia cervecera con el producto en la mano, ¡grande Pepe!

Porter en La Botica de la Cerveza

Quedaba hueco para una última, la Stout. Esta cerveza era la que cada cervecería hacía partiendo de la Porter pero con más alcohol. Nosotros realmente nos saltamos ésta para ir directamente a la Imperial Stout. Ésta era la versión de la Stout que se exportaba y que era más comercial (que se traduce en más alcohol; casi 15 grados en algunas ocasiones). Una versión de la Stout en Dublín es la popular cerveza negra de Guinness, que además tuesta la cebada malteada (pero de ella quizá hablemos en la cata de Irlanda).

Imperial Stout

Con esto poníamos fin a nuestro viaje cervecero por Inglaterra de la mano de Pepe y nuestro amigo Daniel que nos acompañó en la cata. Pero esto es lo que hace Pepe a diario, brindar a la gente una experiencia más allá de tomarse una cerveza; realmente los transporta al lugar de origen de cada cerveza. Y esto amigos es básicamente la Botica de la Cerveza, un lugar familiar y diferente que tanto nos gusta visitar. Ruskomendamos con 5 boquerones dejarse caer por la Botica de la Cerveza y coger el avión cervecero que os dará una vuelta por el mundo; ¡también hay cerveza artesanal de Málaga por si os da miedo volar! 😉

Información sobre La Botica de la Cerveza

Ruskomendación de 5 boquerones

Ruskomendación para La Botica de la Cerveza: 5 boquerones

Ruskomendaciones: Aprende más sobre las Ruskomendaciones