Desayuno en café central con Devour Malaga Food Tours

Devour Málaga Food Tour es una perfecta introducción a la gastronomía, la cultura y las costumbres malagueñas, pensado para turistas desde un punto local.

Cuando nos invitaron a probar el Devour Málaga Food Tour, he de admitir que nos entró bastante curiosidad. No sólo era un tour gastronómico en la ciudad natal de Pedro, sino que era el tour que yo había ayudado a diseñar cuando trabajaba para Devour Spain. Llegado el momento del lanzamiento oficial del tour, no tenía ni idea de qué sitios fueron los elegidos finalmente. Ni que decir tiene que cuando encontramos a nuestra guía, Susanne, en la Plaza de la Constitución, estábamos hambrientos, curiosos y listos para devorar Málaga.

Susanne nos ofrece sobrasada en el Mercado Atarazanas

Foto (by-nc-nd) de El Boquerón Viajero

Ya que el tour comenzaba a media mañana, era el momento perfecto para tomar el desayuno. En el caso de Devour Málaga, comenzamos con un desayuno muy malagueño: café con un pitufo con aceite y tomate (aunque nosotros somos más de pedirlo con jamón jeje). También nos trajeron un plato de churros para poder acompañar a nuestro café y probar otro bocado diferente del Café Central. Por cierto, ¿sabíais que fue aquí donde inventaron las 9 maneras de pedir el café en Málaga? ¡Marchando un sombra!

Probando embutidos en el Mercado Atarazanas con Devour Málaga

Foto (by-nc-nd) de El Boquerón Viajero

Tras la primera parada nos dirigimos al Mercado de Atarazanas, visita obligatoria si viajas a Málaga. El edificio fue de carácter militar durante la época árabe de Málaga. Al llegar el mar hasta el borde del mercado en ese entonces, se usaba la estructura para reparar los barcos. Hoy en día es uno de los mercados más bulliciosos e interesantes de Málaga para turistas y locales. Además, tenemos la suerte de que muchos de los vendedores te dejan probar un bocado de sus mejores productos.

Disfrutando del vino dulce de Málaga en el Devour Málaga Food Tour

Foto (by-nc-nd) de El Boquerón Viajero

Dentro del mercado, la parada que más me gustó incluía un vaso de vino dulce D.O. Málaga y embutidos y quesos de la zona. También probamos diferentes tipos de aceitunas y almendras fritas. Susanne nos señaló que todos los productos venían de Málaga. Creo que una de las cosas más sorprendentes para los turistas que vienen a nuestra ciudad es aprender de la cantidad de comidas que tenemos en la región. La campaña de comer productos locales es cada vez más fuerte y la gente de Málaga está empezando a pedir productos locales en los bares y restaurantes. De hecho, tenemos una pegatina azul con las palabras “Sabor a Málaga” para asegurarnos de que viene de la comarca.

Nos ofrece vinos de Málaga en Devour Málaga Food Tour

Foto (by-nc-nd) de El Boquerón Viajero

Tras la visita al mercado necesitábamos reposar un poco la comida, así que Susanne nos guió con mucho arte por el centro histórico de Málaga. Mientras caminábamos, nos fue contando sobre los diferentes monumentos y la arquitectura de la ciudad. ¿Mi parada favorita? La iglesia de San Juan, donde fue bautizado Antonio Banderas y ¡qué también es la iglesia donde nos casamos Pedro y yo!

Tasting-Malaga-wines-with-Devour-Malaga-Food-Tours

Foto (by-nc-nd) de El Boquerón Viajero

Mientras seguíamos respirando las calles malagueñas hacía la Plaza de la Merced, Pedro y yo no podíamos dejar de pensar que Málaga es una ciudad realmente bella. Ya lo sé, no somos los más objetivos, pero los malagueños tenemos muchas razones para estar orgullosos de nuestra ciudad. Así que con ese orgullo en mente entramos en una mini cata de vinos donde aprendimos sobre los vinos de Málaga no dulces. Mucha gente no sabe que hay vinos tintos y blancos de calidad en la provincia de Málaga, tanto en la parte de la Axarquía como en la zona de Ronda. ¿Nuestro favorito? Andresito de la Bodega “El Niño de la Salina”.

Raciones de Málaga en Devour Málaga Food Tours

Foto (by-nc-nd) de El Boquerón Viajero

El tour acabó con una “comida” en un pequeño bar que Pedro y yo nunca habíamos visitado, a pesar de que está en pleno centro. Los camareros nos trajeron varias raciones típicas de productos malagueños para compartir. Fue la mejor forma de acabar el Devour Málaga Food Tour ya que pudimos probar un poco de todo sin tener que pedir todas esas raciones para nosotros solos. Además ¿qué mejor que descubrir un nuevo sitio de tapas en tu propia ciudad?

Un postre de leche frita con Devour Málaga

Foto (by-nc-nd) de El Boquerón Viajero

Ya dije al principio de este artículo que empezamos el tour con curiosidad y un ojo muy crítico, pero al final quedamos más que convencidos de que el Devour Málaga Food Tour es una fantástica introducción a la gastronomía y a la cultura malagueña. Fue una mañana deliciosa donde aprendimos muchos detalles sobre nuestra ciudad. Recomendamos el Devour Málaga Food Tour para cualquier foodie de paso en la Costa del Sol.

Embutidos y quesos con Devour Málaga

Foto (by-nc-nd) de El Boquerón Viajero

Fotos con licencia (by-nc-nd)
Foto portada (by-nc-nd) de El Boqueron Viajero