La Feria de Málaga en el centro

Hay mucho qué ver, comer y beber durante los 9 días de la Feria de Málaga. Nuestros consejos para vivir la feria como un auténtico malagueño.

La feria de Málaga se celebra cada agosto. Quizás no sea tan conocida como la feria de abril de Sevilla, pero os podemos prometer que es igual o más divertida, y que merece la pena venir a vivirla. De hecho, la primera vez que visité Málaga, fue durante la feria y desde entonces sigue siendo una de mis celebraciones preferidas. Si vas a venir a la feria este año (13 al 20 agosto, 2016) aquí os dejamos una lista de nuestros mejores consejos para disfrutar de la feria como un malagueño.

No te pierdas los fuegos artificiales y la romería

La Romería en la feria de Málaga

Foto (by-nc-nd) de El Boquerón Viajero

El viernes por la noche (12 agosto 2016) hay fuegos artificiales en la playa a medianoche. Nuestra sugerencia es que te lleves un bocadillo para cenar o que vayas a un chiringuito a tomar pescaíto antes de los fuegos. Siempre hacen un buen espectáculo y a mí me encanta que las celebraciones empiezan al lado del mar. ¿Qué mejor para una feria de verano? El sábado por la mañana es la ocasión perfecta para acercarse al centro a ver la Romería donde hay desfile de caballos y gente cantando desde sus carretas por el centro histórico.

El Real y La Feria del Centro

La Feria de Málaga en el centro histórico

Foto (by-nc-nd) de El Boquerón Viajero

La Feria de Málaga está dividida en dos partes: la feria en las calles del centro histórico y el Real. El Real es donde encontrarás las atracciones de la feria, las casetas y el ambiente andaluz. Ir al real durante el día es ver la parte más tradicional de la feria. Nosotros aconsejamos ir para comer y luego quedarte tomando algo y disfrutando de la música hasta que el sol empieza a caer.

El Real de la Feria de Málaga

Foto (by-nc-nd) de El Boquerón Viajero

También disfrutamos de la feria del centro, pero es verdad que en los últimos años se ha convertido en algo más y más caótico. Lo que antes era una forma de traer el ambiente de la feria al centro, se ha convertido en una fiesta en la calle que a veces es demasiado descontrolada y con poca relación con una feria andaluza. ¿Nuestro consejo? Pasa un par de horas allí antes de comer, toma el aperitivo y luego coge el autobús público al Real.

¿Hay que ir en traje de gitana?

Chica vestida con traje de gitana en la feria de Málaga

Foto (by-nc-nd) de El Boquerón Viajero

Mientras que la mayoría de la gente no va vestida de traje de gitana a la feria de Málaga, no deja de ser un evento social. La gente se viste bien pero más que nada va con los complementos de feria: una flor en el pelo, un abanico de un color vivo, pendientes y collares grandes. Hay chicas que se visten de traje de gitana, pero no es obligatorio y no te sentirás fuera de lugar si este año no te ha dado tiempo a comprarte uno. Se disfruta de la feria igual te pongas lo que te pongas.

¿Y qué se ponen los hombres?

Hombre vestido de cenachero en la feria de Málaga

Foto (by-nc-nd) de El Boquerón Viajero

Hay pocos hombres que se vistan con la ropa tradicional de malagueño, aunque siempre se ven algunos. El “malagueño” lleva un pantalón largo y negro con tirantes, una camisa blanca y un fajín de color morado y verde en la cintura. Los más tradicionales también llevan un sombrero de banda ancha. A lo mejor no es tan espectacular como los vestidos de las mujeres, pero es muy bonito cuando se lleva bien. Aún así la mayoría de los hombres se visten arreglados, aunque normal para ir a la feria. Durante el día basta con un polo, un pantalón corto y unos mocasines. Por la noche debes vestirte como si fueras a ir a una cena o a bailar. La mayoría de las casetas/discotecas no te dejan entrar si vas con zapatillas de deporte o con sandalias, así que eso hay que tenerlo en cuenta.

Tengo hambre, ¿qué come y bebe la gente en la feria?

Vino Cartojal en la feria de Málaga

Foto (by-nc-nd) de El Boquerón Viajero

La bebida más típica de la feria es un dulce vino blanco con la etiqueta color fucsia que se llama Cartojal y el Rebujito (manzanilla con sprite). El Cartojal se vende muy frío y en botellas. Casi siempre se ve a un grupo de amigos compartiendo la botella en vasos pequeños de plástico. Aunque claro, las casetas también tienen cerveza, refrescos y cócteles. En cuanto a la comida, los sitios ofrecen tapas y comida de feria, así que coge un plato y comparte un poco de paella, un pincho moruno o un poco de jamón serrano con los tuyos.

Ponte tus zapatos de baile

Bailando flamenco en las calles de la Feria de Málaga

Foto (by-nc-nd) de El Boquerón Viajero

El baile típico de Málaga son los verdiales. Si sabes algo de flamenco notarás enseguida la semejanza al fandango. Podrás ver varios grupos cantando y bailando tanto en la calle Larios como en otros sitios durante la semana. Recomendamos el patio del Hotel Molina Larios para escuchar flamenco cada tarde empezando sobre las 17:30h. A veces la gente se anima a bailar también.

Vamos a la playa

La playa es una buena forma de relax durante la feria de Málaga

Foto (by-nc-nd) de El Boquerón Viajero

Una de las mejores cosas sobre la feria de Málaga es que cae en mitad de verano en una ciudad de playa. De hecho, nuestro día perfecto de feria incluye un par de horas tumbados en la playa recargando las pilas antes de ir al Real por la noche. No te sientas mal por “perder” horas de feria, hace tanto calor después de comer que no hay mucha acción en la feria hasta que empieza a refrescar cuando baja el sol.

Todos al autobús

El bús es una forma fácil de llegar a la Real de la Feria de Málaga

Foto (by-nc-nd) de El Boquerón Viajero

No hay nada peor que buscar aparcamiento en la Feria. Menos mal que la ciudad pone más autobuses y una ruta especial que te lleva desde la calle Larios en el centro directo al Real de la feria. Salen hasta muy tarde y siempre disfruto de ir a la feria en bus con la gente vestida con traje de gitana y listos para pasarlo bien. Otra buena razón para pillar el autobús es el aire acondicionado. Aunque haga un calor de terral, en el autobús siempre vas fresquito.

Prueba la suerte con los juegos de la feria

Pedro probando suerte en la Feria de Málaga

Foto (by-nc-nd) de El Boquerón Viajero

Una de las cosas que más me gusta de la feria es probar algunos de los juegos y montarme en alguna atracción. Hay juegos para todas las edades y, si tienes suerte, con premios. La noria es mi atracción favorita porque soy un poco miedica pero desde arriba tienes unas vistas fantásticas de la feria y la ciudad. Aunque claro, hay juegos y atracciones tanto para los pequeños como para los más aventureros.

Termina la noche con churros y chocolate

Comiendo churros y chocolate después de la Feria de Málaga

Foto (by-nc-nd) de El Boquerón Viajero

No sería una noche de feria sin los churros y chocolate antes de irte a casa. Siempre hay varios vendedores de churros, o gofres si prefieres, y sin lugar a duda es lo que mejor funciona para contrarrestar ese par de bebidas de más. Además es una tradición deliciosa y ¿quiénes somos nosotros para discutir?

¿Es fácil alojarse en Málaga durante la semana de Feria?

Siéndoos sinceros NO. Si tienes pensado venir a la Feria de Málaga, más te vale ir anticipando el viaje y buscar el alojamiento con tiempo. Al hecho de ser una festividad donde la ciudad recibe a montones de visitantes, hemos de sumar que es verano, es una ciudad de costa y uno de los destinos top a nivel turístico durante todo el año. Aquí os dejamos una lista de hoteles donde podéis encontrar el que más se adapte a vuestras necesidades. ¡Os aconsejamos alejaros un poco del centro histórico, aunque suene contradictorio! (zona estación de trenes es fantástico con playa cerca y el centro a 10 minutos)

Disfrutando de la Feria de Málaga en el Real

Foto (by-nc-nd) de El Boquerón Viajero

Fotos con licencia (by-nc-nd).
Foto portada (by-nc-nd) de El Boquerón Viajero