Hammam Al Andalus, Málaga

Información de contacto sobre Hammam Al Andalus Málaga

Hammam Al Andalus

Magnífica experiencia en el Hammam Al Andalus, unos baños árabes situados en pleno centro de Málaga, que nos permitieron relajarnos y dejar a nuestra mente libre.

Uno de los regalos más emocionantes que alguien puede darme, es un pase de un día para disfrutar de unos baños relajantes. En este mundo loco lleno de Internet, Twitter, Facebook e Instagram, lo que creo que todos necesitamos a veces, es bajar un poco el ritmo y desconectar. Puede que tengas que arrastrarme lejos de mi ordenador o recordarme doce veces no publicar una foto al momento en mi Twitter, y es que esta necesidad no es de hace muchas décadas. (Y sí, recuerdo esos momentos cuando no hacía falta; soy una niña de la década de los 80).

Hammam Al Andalus, MálagaQuerer una momento de relax en unos baños no es nada nuevo. De hecho, es una tradición que existe desde hace miles de años y que cruza culturas. El Hammam o baños árabes, fue uno de los principales centros de actividad social en el mundo islámico. Aunque la idea de bañarse provenía de un acto de purificación religiosa, también era un lugar donde la gente iba para reunirse con los amigos, descansar o relajarse. En la España medieval había un montón de estos baños; y el Hammam Al Andalus en Málaga intenta recrear un poco de esa historia.

Visitamos el Hammam Al Andalus en una mañana nublada a principios de marzo. Era una de esas mañanas en la que parece que hacen falta dos tazas de café para despertarse, y la idea de un baño y un masaje me atraía más que nunca. Tan pronto como llegamos al Hammam Al Andalus, me sentí como si hubiera entrado en otro mundo. El vestíbulo olía a aceites maravillosos, el aire húmedo me envolvió y me gustó el hecho de que solté todas mis preocupaciones y el estrés en la puerta.

Nos dieron unos calcetines azules para cubrir nuestros zapatos y nos llevaron a los vestuarios. Nos cambiamos, dejamos la ropa en las taquillas privadas y salimos descalzos tan solo con nuestros trajes de baño. Nos explicaron que los baños se dividían en diferentes salas. La sala principal, en el centro, era la habitación de aguas templadas. Ésta era donde tradicionalmente las personas pasaban la mayor parte de su tiempo. También existe una sala con agua fría, otra sala con agua caliente,  y  una habitación, similar a un sauna. Lo mejor es que éramos libres de vagar de una sala a otra; eso sí llegado el momento de nuestro masaje, el masajista vendría a buscarnos.

Té moruno en Hammam Al Andalus, MálagaComenzamos nuestra experiencia en la sala central del Hammam Al Andalus. Era un espacio tan relajado, que instantáneamente me sentí transportada en el tiempo. Una de las cosas más impresionantes de la sala central es que tiene magníficos azulejos y un techo imposiblemente alto con un tragaluz. La luz es tenue y relajante, aunque yo ya estoy deseando volver para probar la sesión nocturna. Debe ser mágico estar en un lugar tan especial mirando a las estrellas. A su alrededor, los azulejos están pintados con un patrón tradicional, basado en los diseños históricos Nazaríes. La decoración se suma a la sensación general de ser transportado a otro tiempo y lugar, muy lejos de la ciudad moderna que se encuentra a pocos pasos.

Sin muchas ganas de moverme por el nivel de relax, dejé el baño de la sala central para darme un chapuzón muy rápido en la piscina fría; que es más oscura y está en un pequeño rincón del Hammam. El área está cubierta en tonos azules y acquafresca, que se hace muy apetecible durante los calurosos meses de verano. Con todo esto, tuve que reunir el valor suficiente para sumergir mi cuerpo en el agua fría. Sin embargo valió la pena. Una vez que regresé al baño templado me sentí renovada y en poco tiempo, pensé que era el momento de pasar a la bañera de hidromasaje.

Hammam Al Andalus, MálagaMi sala favorita del Hammam fue la sala de agua caliente. La luz estaba muy baja y sólo brillaba a través de unas pequeñas aberturas en forma de estrella en el techo. La piscina estaba rodeada de pilares que hacían eco, con esa sensación mágica que había visto en la Alcazaba de Málaga y en la Alhambra de Granada. Me podría haber quedado en esa habitación todo el día, viendo como mi mente viajaba a otro lugar.

Otra de las cosas que también disfrutamos fue el masaje de 15 minutos (aunque hay diferentes paquetes y servicios para elegir al reservar tu visita al Hammam Al Andalus). Antes de entrar al mismo, nos pidieron elegir un aceite perfumado para el masaje; luego nos acostamos en la camilla. Terminado el excelente masaje, nos invitaron a disfrutar del tradicional “té moruno” (un dulce té servido en hermosas teteras de plata). Nos sentamos en los sillones en una de las esquinas y disfrutamos simplemente de ese momento. De hecho, a lo largo de todo el Hammam Al Andalus hay un montón de pequeños rincones y salas de modo que puedes sentir como que estás socializando, pero también que estás teniendo una experiencia íntima y relajada si es el caso de que vas solo.

Cuando llegó el final sonó un gong y nos fuimos de nuevo a los vestuarios para ducharnos y vestirnos; una transición para la vuelta al mundo exterior. Atrás dejábamos los azulejos y bellas decoraciones, así como la calma que se habían extendido sobre nosotros durante los 90 minutos que pasamos en el Hammam Al Andalus. En el pasado, los baños árabes fuera un punto de encuentro para los musulmanes, cristianos y judíos en España. Honestamente puedo decir que tenemos que recuperar esta tradición y aprovecharnos de un lugar único y especial en nuestra propia ciudad. Ruskomendamos una experiencia en el Hammam Al Andalus Málaga con 5 boquerones. Dicen que el Hammam Al Andalus fue creado en un “intento de recuperar las tradiciones perdidas del pasado y la magia del agua.” Y eso es exactamente lo que es: Magia.

Hammam Al Andalus Exterior

Hammam Al Andalus

**A la experiencia del baño y masaje fuimos invitados por Hammam Al Andalus, sin ser impuestos a ningún tipo de crítica positiva o línea editorial diferente a la nuestra. Como siempre la opinión y la experiencia es totalmente personal.

Información sobre el Hammam Al Andalus Málaga

Ruskomendación de 5 boquerones

Ruskomendación para el Hammam Al Andalus Málaga: 5 boquerones

Ruskomendaciones: Aprende más sobre las Ruskomendaciones