Información de contacto de La Esquinita del Chupa y Tira

La Esquinita del Chupa y Tira es una tienda de ultramarinos y un sitio para disfrutar los manjares de Málaga. Se encuentra en el Barrio de la Victoria.

Tropezamos con La Esquinita del Chupa y Tira por casualidad. Fue durante una de las primeras mañanas viviendo en Málaga tras mudarnos a nuestro nuevo piso, donde todavía no habíamos comprado comida para el desayuno. Así que fuimos en búsqueda de un buen sitio local para desayunar. Pasamos por la Plaza de la Merced, pero Pedro creía acordarse de un sitio en el barrio de La Victoria. Así que decidimos probar suerte y nos dirigimos por la calle Victoria en dirección a la famosa Basílica con el mismo nombre. Nunca encontramos ese bar, pero lo que sí encontramos fue infinitamente mejor: La Esquinita del Chupa y Tira.

La Esquinita del Chupa y Tira, situada en una esquina a sólo cinco minutos andando de la Plaza de la Merced donde se encuentra la Casa Natal de Picasso, es ahora uno de nuestros sitios preferidos en Málaga. La tienda la lleva Manolo, un hombre enérgico y parlanchín que creció en el barrio y que lo ama por los cuatro costados; La Esquinita del Chupa y Tira es tanto una tienda de ultramarinos como un sitio para disfrutar los manjares locales de Málaga. El nombre del sitio viene del apodo de este antiguo barrio de la Victoria. Se llama “chupa y tira” porque en el siglo XIX, la gente de clase trabajadora que vivía allí querían aparentar un cierto status económico. Comían almejas (un plato más pobre) para poder permitirse los vestidos que llevaban, que era algo más visible. Chupaban las almejas, y tiraba las conchas al suelo. De allí, el apodo “El Barrio del Chupa y Tira.”

Queso de Málaga en la Esquinita del Chupa y Tira

Manolo solía venir a esta tienda de ultramarinos para comprar cuando era pequeño. Cuando la tienda estaba a punto de cerrar, decidió comprarla y mantener un trozo de su barrio. Es una labor de amor total. De hecho, Manolo está en La Esquinita del Chupa y Tira desde las 6 de la mañana hasta pasado la medianoche cada día. Nos ha contado que quiere trabajar duro ahora para poder hacer un nombre de La Esquinita del Chupa y Tira, y luego poder relajarse. Uno de los encantos es que ha mantenido la parte de la tienda igual a como era hace décadas.

Las estanterías contienen productos modernos, pero son las mismas que estaban cuando Manolo era un chaval. Hasta tiene una foto gigante en blanco y negro de la calle Victoria en los años antes de la Guerra Civil. Por cierto, todavía puedes hacer la compra en La Esquinita del Chupa y Tira. En la parte trasera de La Esquinita del Chupa y Tira se puede desayunar, merendar o tapear. Manolo está orgulloso de que casi todos sus productos sean locales.

El día que fuimos para desayunar nos quedamos sorprendidos con la hospitalidad y la atención a cada detalle que ponía. Corría de un lado para otro para traernos pan recién tostado, jamón cortado segundos antes, rodajas de tomate, aceite de oliva local, café, té y zumo de naranja natural exprimido por él. Nos sentamos en uno de los cuatro barriles en la parte de atrás y disfrutamos de uno de los mejores desayunos en nuestra memoria reciente.

La tienda de ultramarinos de la Esquinita del Chupa y Tira

Adelantemos y vayamos unas semanas hacia delante. Habíamos quedado con un amigo para tomar algo un viernes después de trabajar. Era una noche a principios de verano y una de las primeras noches que te es difícil irte de la terraza con el buen tiempo. Cuando empezamos a tener hambre nuestros amigos nos sugirieron ir a La Esquinita del Chupa y Tira. Pedro y yo no nos dimos cuenta hasta entonces de que ¡las tapas casi impresionan más que el desayuno!

Nos sentamos y pedimos vino tinto local. Es menos conocido, pero es verdad que en Málaga tenemos más vinos aparte del famoso dulce. Con el vino, Manolo nos sirvió sus tapas. Las tapas eran poesía. Queso recién cortado servido en un papel encerado (después de todo es una tienda de ultramarinos), embutidos cortados en la tienda y tortilla de patatas casera. Todo estaba muy rico y nos quedamos hasta las tantas charlando y disfrutando. Manolo nos mantuvo el vaso lleno y todo el mundo se sintió como en casa. La Esquinita del Chupa y Tira es un sitio realmente especial en Málaga.

Tortilla de Patatas de la Esquinita del Chupa y Tira

La Esquinita del Chupa y Tira se encuentra justo fuera del camino, pero es un lugar que merece la pena encontrar, sobre todo si estás buscando una experiencia auténtica. La Esquinita es menos un bar bullicioso y más el salón de la casa de alguién. De hecho, la parte de las mesas era la trastienda hacía años cuando Manolo venía a comprar en la tienda de ultramarinos con su familia. Y de alguna forma, es una casa también. Manolo lo ha hecho así. La Esquinita del Chupa y Tira es uno de esos lugares que realmente nos ha tocado el corazón. Si te consideras un aficionado de la gastronomía, un amante de la historia, o sencillamente una persona buscando la Málaga auténtica, tienes que probar La Esquinita del Chupa y Tira. Ruskomendamos una visita a La Esquinita del Chupa y Tira con 5 boquerones.

Embutidos de la Esquinita del Chupa y Tira

Información sobre La Esquinita del Chupa y Tira

Ruskomendación de 5 boquerones

Ruskomendación para La Esquinita del Chupa y Tira: 5 boquerones

Servicio:9.5 Stars (9,5 / 10)
Comida:9.5 Stars (9,5 / 10)
Calidad/Precio:9.5 Stars (9,5 / 10)
Ambiente:9.0 Stars (9,0 / 10)
Promedio:9.4 Stars (9,4 / 10)

Ruskomendaciones: Aprende más sobre las Ruskomendaciones

  • Dirección: Calle Victoria, 31, Málaga, España
  • Teléfono: +34 951 91 19 85
  • Precio medio por persona: 10 euros
  • Horario: (Lun-Sab) 9:00am-3:30pm y 5:00pm-9:30pm; Domingos 9:00am-3:30pm