Dolmenes Antequera, Málaga

El más antiguo de Los Dólmenes de Antequera (Menga) data de casi 5.000 años

Dólmenes de Antequera, Málaga

Dolmen de Menga

La verdad es que desde hace mucho tiempo tenía una deuda pendiente con Los Dólmenes de Antequera. Aunque seguramente el que más suene sea el dolmen de Stonehenge, los dólmenes de Antequera son más antoiguos y grandes. Siendo de Málaga era un poco imperdonable que me fuera a Estados Unidos sin conocer tan grandiosa obra. Así que durante nuestro viaje a Antequera reservamos una mañana para aprender acerca de su origen, curiosidades y repercusión. La guía que nos acompañó desprendía la pasión necesaria para que la atención fuera máxima y las explicaciones divertidas. Así que estábamos listos para visitar los Dólmenes de Antequera: Menga, Viera y Romeral.

Dólmenes de Antequera, Málaga

Dolmen de Viera

Aunque según nos contaban se desconocen muchos detalles todavía, el más antiguo de Los Dólmenes de Antequera (Menga) data de casi 5.000 años. Ahora es cuando uno se extrapola en el tiempo y piensa: ¿cómo es posible realizar una obra de ingeniería perfecta, hace tanto tiempo y sin los instrumentos actuales? Y es que estamos hablando de piedras que pesan  miles de toneladas, trasladadas milimétricamente al lugar exacto, colocadas a la perfección y, para más gracia, ajustadas según parámetros como alineación con puntos concretos o haciendo que el punto máximo de entrada luz coincida con un solsticio o un equinoccio.

Peña de los Enamorados, Málaga

Peña de los Enamorados. Foto vía DraXus

Cabe destacar que Los Dólmenes de Antequera servían principalmente como cámaras funerarias, es decir, además de la practicidad, los hombres primitivos buscaban la belleza y el dejar un legado para la posteridad. Cabe destacar la importancia de la Peña de los Enamorados en esta época. Para ellos esta peña representaba la cara de una mujer dormida (según teorías), de ahí que los tres dólmenes guarden especial relación con la montaña. La alineación del centro de las cámaras corresponde con la Peña y con la salida del sol por detrás de ésta.

Dolmen de Viera

Dolmenes Antequera, Málaga

Dolmen de Viera

Comenzamos nuestra visita por el Dolmen de Viera. La razón era lógica: Menga es el más conocido e impresionante, verlo el primero hubiera restado importancia al resto. Debe su nombre a los hermanos Viera, que centraron todo su dinero, esfuerzo y energía en descubrir algo en las tierras antequeranas que ellos solo intuían. Parece ser que fue construido hace más de 4.500 años, y está formado por un corredor que nos lleva hasta una pequeña cámara sepulcral, que en comparación con todo el trabajo adyacente, hace ver que su fin no era solo práctico.

Dólmenes de Antequera, Málaga

Dolmen de Viera

Un dato sorprendente, por si fuera poco, es que la cantidad máxima de luz que entra al Dolmen de Viera, y que por tanto consigue iluminar la cámara sepulcral, se produce en los equinoccios de primavera y otoño. ¿Os imagináis la capacidad de observación necesaria para concluir esto sin instrumentos? De hecho durante estos dos días se preparan excursiones especiales para poder observar el amanecer dentro del dolmen.

Dolmen de Menga

Dólmenes de Antequera, Málaga

Dolmen de Menga

Aunque los españoles, y con más delito los malagueños, no gritemos a viva voz las maravillas que tenemos, el Dolmen de Menga es reconocido a nivel mundial, y extranjeros (sobre todo europeos) vienen expresamente a visitar este monumento. Se trata del conjunto de dólmenes más grande Europa, superando al Stonehenge en Inglaterra. Se piensa que se construyó en el 2.500 a.C, por lo que sería más o menos contemporáneo a Viera. De hecho existe paralelismo en la forma de construirlo con Viera, pero nada que ver con el Dolmen de El Romeral.

Dólmenes de Antequera, Málaga

Dolmen de Menga

Tras pasar la entrada nos encontramos con un templo megalítico, donde hay una cámara sepulcral y un pozo que se descubriría más tarde. Construido como indicábamos antes, las enormes piedras que forman el techo parecen estar sujetas por las piedras laterales e intermedias, ¡pero no! Se puede ver, cuando nos fijamos con mucha atención, que las piedras centrales son meramente decorativas y no llegan a tocar el techo. Para colocar el techo, se rellenó la cavidad totalmente con arena, se arrastraron las piedras, colocándose encima y luego se vació el interior.

Además, según nos contaba la guía, por el desgaste del suelo, se sabe que se  utilizó para ganado, como almacén y para celebraciones de la comunidad (lo cual no es de extrañar porque el lugar es propio para festejar con vino cualquier evento). Al igual que el Dolmen de Viera, el Dolmen de Menga también tiene su orientación particular, la mayor cantidad de luz entre durante el solsticio de verano.

Dolmen El Romeral

Dólmenes de Antequera, Málaga

Dolmen El Romeral

El Dolmen de El Romeral no se encuentra junto a los dos anteriores, y habrá que ir en coche para acceder fácilmente a él. Se encuentra en la falda de la Peña de los Enamorados y corresponde a una época diferente que los dólmenes de Viera y Menga (1.800 a. C). De los tres, es al que menos importancia se le ha prestado en cuanto investigación y el menos conocido, por lo que aún aguarda grandes secretos. Tras pasar el corredor accedemos a una cámara interior más grande que protege a una minúscula cámara sepulcral donde se han encontrado restos.

Dólmenes de Antequera, Málaga

Techo del Dolmen El Romeral

El rasgo más diferenciador es la forma circular de la cámara a diferencia de las otras dos rectangulares. Es impresionante observar tal obra de ingeniería, que permite que colocando piedras se logre tal forma, quedando solo interrumpida en la cubierta que no finaliza bien y es plana. La cámara funeraria curiosamente no está perfectamente alineada con la Peña de los Enamorados… ¿sería un fallo? Pues no, está orientada para que el solsticio de invierno sea el único día del año que se ilumine completamente. ¡No dejaban nada se al azar!

Dólmenes de Antequera, Málaga

Interior Dolmen El Romeral

Fue una visita sorprendente llena de curiosidades que desconocía por completo. Debemos empezar a ser mejores embajadores de nuestros propios tesoros, que bien promocionados nada tienen que envidiar e incluso superan, a lo que muchas mentes asocian con grandes obras de la humanidad. Agradecemos al Centro de Visitantes el esfuerzo por explicarnos todo de forma tan amena y cercana. Ruskomendamos visitar Los Dólmenes de Antequera con 5 boquerones y os aseguramos que nos os dejarán indiferentes.

Dólmenes de Antequera, Málaga

Dolmen de Viera