Cabo de Peñas, Asturias

Cabo de Peñas es un lugar increíble donde reflexionar

Cabo de Peñas, Asturias

Continuamos nuestra ruta y nos adentramos en el concejo de Gozón. Dentro del mismo nos encontramos con pequeñas calas solitarias (donde bañarse sin que nadie nos moleste), profundos acantilados, así como pueblos de interior con casas aisladas y mucho campo donde pastar a los animales tranquilamente.

Por contenido turístico quizá destaque la parroquia de Luanco, aunque no tuvimos la ocasión de visitarla. Durante nuestra ruta fuimos recorriendo prácticamente todas las aldeas y parroquias del concejo. Pudimos observar los verdes prados, la tranquilidad y el paisaje de fondo que se podía divisar desde los puntos con acceso al mar. Nuestro destino estaba situado en el extremo norte de Asturias, con la intención de dormir en un acantilado con vistas a la profundidad del Mar Cantábrico.

Al llegar a Cabo de Peñas, las emociones se dispararon y la sensación de felicidad nos invadía por completo. El hotel, del que hablaremos en otro artículo, se encontraba situado en el acantilado, con la única luz del faro que iluminaba con sus destellos. Trípode y cámara en mano, en la más profunda oscuridad, nos dispusimos a dejar correr la imaginación y a embriagarnos del exceso de calma para reflexionar.

Cabo de Peñas, Asturias

Sin duda, el Cabo de Peñas puede ser uno de los lugares más maravillosos que hayamos visitado. Todo esto unido a donde dormimos, a la tranquilidad exterior y a las preciosas vistas, que incluso con niebla, se podían divisar desde la barandilla que da acceso al mar. Uno de los elementos que más atraen es su faro, el de mayor alcance de todo el principado asturiano. En su planta inferior se puede visitar un museo donde se nos explica la historia de los faros, las galernas, podemos aprender de los recursos de Gozón o ver tiburones a escala.

Las opciones para comer son múltiples, bien en Cabo de Peñas sí en aldeas y parroquias cercanas. En nuestro caso comimos en el Restaurante La Fusteriega, del que hablaremos en artículos posteriores, pero cuya valoración es positiva. En resumen, Gozón y más concretamente Cabo de Peñas, nos ofreció un remanso de paz entre tantos pueblos llenos de turistas y con una belleza similar. Ruskomendamos Cabo de Peñas con 5 boquerones.

Cabo de Peñas, Asturias