Oviedo, Asturias

Maravilloso y magnético, es mucho lo que ver en Oviedo; el Boulevard de la sidra, comida y monumentos

La catedral, uno de los monumentos que ver en Oviedo

En nuestra ruta por Asturias una de nuestras paradas fue Oviedo. Nuestra primera parada en Oviedo fue el Estadio Municipal Carlos Tartiere. Los guardias fueron muy simpáticos y nos dejaron entrar en el estadio para ver donde juega el Real Oviedo y hasta nos dejaron pisar el campo para sacar algunas fotos. Tras esto, seguimos nuestra visita por el centro de la ciudad. Buscamos un sitio para comer en La Ruta de los Vinos y encontramos por el camino la Iglesia de San Juan el Real en la Plaza Fernando Rubio. La iglesia está decorada por fuera con muchas esculturas e impresiona bastante. Al final, decidimos comer en la Sidrería El Valle.

Iglesia de San Juan el Real en la Plaza Fernando Rubio de Oviedo

Después de comer, necesitamos dar un paseo para bajar un poco la comida, así que empezamos a andar dirección al Palacio de las Exposiciones y Congresos de Oviedo. Para llegar hasta allí pasamos por una estatua de tamaño real del actor Woody Allen y un parque que se encuentra en pleno centro de Oviedo que se llama el Campo de San Francisco. El Palacio de Congresos es impresionante por su arquitectura moderna. Son grandes cilindros blancos que se juntan en ángulos agudos para crear un edificio grande que también alberga un centro comercial.

Estatua de Woody Allen en Oviedo

Entre los edificios que ver en Oviedo no puede faltar una visita al Auditorio Príncipe Felipe, donde se celebran los premios Príncipe de Asturias cada año. A continuación entramos en el casco histórico, donde vimos la Plaza de la Constitución donde se encuentra el ayuntamiento. Las calles del casco histórico están llenas de edificios interesantes con balcones, y es divertido pasear por la zona, ignorando, por supuesto, la gran cantidad de tiendas turísticas.

Gaitero en Oviedo

Llegamos hasta la Catedral de San Salvador de Oviedo y sacamos la foto obligatoria con la estatua de “La Regenta” con la Catedral detrás. La Catedral era muy típica del estilo gótico. La construcción de la fachada actual comenzó en el siglo XVI y es conocida por la cantidad de reliquias que contiene. Tras visitar la Catedral, Rusko quiso visitar la Plaza de la Escandalera donde Cajastur tenía un gran libro de firmas. Claro, Rusko dejó su firma en nombre de El Boquerón Viajero. Pasamos al lado del Teatro Campoamor y la Academia de la Llingua Asturiana antes de llegar a nuestra última parada del día: el Bulevar de la Sidra. Allí tomamos una botella de sidra entre los cuatro en un sitio llamado El Cachopito de Gascona y disfrutamos del ambiente de la calle.

Pedro y Abby bebiendo sidra en Oviedo

El día siguiente sería el último de nuestra ruta y ya nos venía encima la sensación de que el viaje estaba acabando. (Aunque claro, Rusko siempre intenta disfrutar hasta el último momento.) Ruskomendamos los edificios y monumentos que ver en Oviedo con 4 boquerones y sin duda os animamos a disfrutar de la sidra.

Rusko bebiendo sidra en Oviedo