Ribadesella, Asturias

Ribadesella es un precioso pueblo asturiano donde contemplar impresionantes paisajes

Ribadesella, Asturias

Seguimos nuestra ruta por las costas asturianas. Tras almorzar y visitar Llanes, nuestro siguiente destino sería Ribadesella. Ribadesella destaca por varias razones: los restos prehistóricos son muy evidentes y se pueden visitar, es donde finaliza el descenso del Sella y a pocos kilómetros tenemos la Ruta de los Dinosaurios con señales de su existencia en esta región.

Ribadesella, Asturias

Fue en este pueblo donde empezamos a conocer el significado de orbayo (una lluvia fina y molesta característica de esta región y que sin previo aviso te ves envuelto en ella). Por ello recomendamos llevar siempre paraguas o chubasquero porque nunca se sabe como puede variar el día.

Ribadesella, Asturias

Aparcamos el coche pasado el puente, cerca de la Playa de Santa Marina. En esta zona tenemos un precioso paseo marítimo, en el que caminar junto a la playa (muchas veces llena de surfistas). A su vez recoge pintorescas casas, tanto junto al paseo como por la parte trasera. Algunas, incluso, son pequeñas mansiones con todo lujo de detalles (vimos una con pista de tenis).

Ribadesella, Asturias

El Río Sella (es famoso por el descenso que cubre desde Arriondas hasta Ribadesella y que se puede hacer durante todo el año en canoa) desemboca en esta localidad formando la Ria de Ribadesella. Es una estampa preciosa ver la unión del Río Sella con el Mar Cantábrico, formando acantilados y con el puerto pesquero como testigo. El puente separa el pueblo en dos: la parte más moderna y el casco histórico.

Ribadesella, Asturias

Antes de cruzar el puente se pueden visitar las Cuevas de Tito Bustillo, un centro que refleja escrituras y pinturas rupestres. Fueron descubiertas por el espeleólogo Celestino Bustillo, entre otros, pero este falleció poco después de descubrirse. Podemos ver numerosas representaciones del hombre prehistórico. Sin duda, hubiera sido una suerte haber podido entrar, pero las encontramos cerradas ese día.

Ribadesella, Asturias

Cruzando el puente podremos ver el puerto pesquero de Ribadesella y es muy frecuente ver canoas con gente que aprovecha el final del Río Sella. Del casco histórico destaca sin duda la Iglesia de Santa María Magdalena. Es una iglesia moderna que destaca por sus frescos y vidrieras. Tras esto, subimos al mirador para contemplar posiblemente algunas de las mejores imágenes de nuestro viaje.

Ribadesella, Asturias

Este mirador se encuentra subiendo un paseo bordeando la Ría de Ribadesella. Mientras llegamos al punto más alto, fuimos viendo casas aisladas cuyas vistas deben ser únicas. Tras este paseo, tu cerebro fabrica una postal inolvidable. A un lado las playas con su paseo marítimo, al otro el puerto pesquero, el pueblo y el Río Sella uniéndose con el Mar Cantábrico y por último el mar abriéndose y formando con la montaña impresionantes acantilados y calas en el mar.

Ribadesella, Asturias

La bajada la hicimos por unos escalones formados en la roca, que dan a una avenida. En ésta encontramos expuestas representaciones que explican los orígenes del pueblo y leyendas sobre seres mitológicos que pudieron habitar estas regiones en alguna época. Por último señalar que se trata de un pueblo también bastante descubierto por el turismo. A pesar de esto último, sin duda ruskomendamos la belleza de Ribadesella con 5 boquerones.

Ribadesella, Asturias