El Anciano Rey de los Vinos

El Anciano Rey de los Vinos es un clásico en Madrid para tomar vermut a la hora del aperitivo. Muy cerca de las Vistillas, si vas un domingo, podrás sentir que los años no han pasado.

La primera vez que nos topamos con El Anciano Rey de los Vinos fue un domingo soleado en Madrid. Era uno de esos días con un cielo azul celeste de buen tiempo donde sólo te hace falta una chaquetita y un fular. Un día que casi te exige salir de casa y pasear por el casco antiguo. Justo antes de la hora de comer vimos las palabras “Vermut de Grifo” escrito en letras grandes y doradas en el escaparate de un clásico bar de tapas de Madrid. Era el Anciano Rey de los Vinos, que se encuentra muy cerca de la catedral de la Almudena y a unos pasos del Palacio Real en la calle Bailén. Es uno de esos bares llenos de abuelos y gente del barrio, y que lleva allí desde el año 1909. No lo pensamos dos veces, ¡adelante!

Entrada a El Anciano Rey de los Vinos Madrid

Foto (by-nc-nd) de Pedro J Pacheco

El Anciano Rey de los Vinos es un clásico bar de tapas de Madrid. Según entras, hay platos grandes llenos de pinchos además de una lista de vinos, tapas y raciones. Nos sentamos en la barra y pedimos dos vermuts. Fue hace poco cuando aprendí que el vermut se hace con el vino blanco macerado con hierbas y especias que le dan su color caramelo característico. La tradición del vermut de grifo lleva siglos en la cultura de Madrid y últimamente se ha puesto de moda otra vez. Servido con su aceituna y una rodaja de naranja, es refrescante y la bebida perfecta para el aperitivo. Y en El Anciano Rey de los Vinos te lo ponen con una tapita, ¿qué mejor?

Tomando Vermut y cañas en El Anciano Rey de los Vinos Madrid

Foto (by-nc-nd) de mistabernasfavoritas.blogspot.com

Decidimos sentarnos en la barra, ya que sólo queríamos tomar un par de vermuts antes de comer. Yo os recomiendo esta opción porque el aperitivo es una manera muy fácil de sentirte parte de la cultura local en Madrid (o cualquier otra ciudad española, de hecho) y te ayuda a aguantar el hambre hasta la hora de la comida. Dicho eso, también existe la opción de sentarse en una de las mesas del restaurante y pedir raciones como las tiras de pollo al cabrales, la sartén de huevos rotos, las croquetas de jamón o el solomillo con queso de cabra. El Anciano Rey de los Vinos tiene todas las tapas clásicas y algunas otras que se te antojarán.

Tomando tapas en El Anciano Rey de los Vinos Madrid

Foto (by-nc-nd) de loffit.abc.es

En cuanto a la decoración, no han cambiado mucho en los más de cien años que llevan. ¡Y menos mal! Las paredes están pintadas de amarillo y tienen azulejos de color blanco y verde. Detrás de la barra hay un espejo rodeado por pizarras con los precios y variedad de vinos. También se os va a hacer la boca agua con los pinchos que se pueden ver en la vitrina mientras disfrutas de la primera ronda. Recuerda pedirle al camarero alguno que te apetezca probar. Si se lo pides con educación, normalmente te lo cambian. (A mí por ejemplo no me gusta tanto la mayonesa, así que cuando me van a dar uno de ensaladilla siempre intento cambiarlo). Las mesas son de mármol blanco e hierro y la barra tiene taburetes altos de madera. No hay nada demasiado sofisticado, pero sí tiene lámparas muy bonitas y unas imagenes del Madrid antiguo.

Vermut de El Anciano Rey de los Vinos Madrid

Foto (by-nc-nd) de El Anciano Rey de los Vinos

Este es el sitio donde siempre paramos para tomar el aperitivo si estamos cerca de la Plaza Mayor o la Plaza del Oriente (al lado del Palacio Real). Es una experiencia auténtica que no ha cambiado, aunque el vermut se haya puesto de moda o la gente se haya enterado de su estatus como un clásico de Madrid. El Anciano Rey de los Vinos es todo que puedes pedir de tu experiencia de tapeo. Incluso hay una terraza para cuando haga buen tiempo (aunque muchas veces está llena y yo, personalmente, prefiero el jaleo del bar). Hay algo especial en el ruido de las personas charlando con los amigos con entusiasmo, tomando algo y luego caminando a casa para comer. ¿No os parece ideal? Ruskomendamos el Anciano Rey de los Vinos con 4 boquerones.

Información sobre El Anciano Rey de los Vinos

Ruskomendación de 4 boquerones

Ruskomendación para El Anciano Rey de los Vinos: 4 boquerones

Ruskomendaciones: Aprende más sobre las Ruskomendaciones

Interior de El Anciano Rey de los Vinos Madrid

Foto (by-nc-nd) de El Anciano Rey de Los Vinos