Chapas y catálogos de Los Artistas del Barrio

Los Artistas del Barrio es una iniciativa que trata de acercar a los artistas y arte de Madrid a los espectadores, mostrándolo en talleres y casas privadas.

Desde siempre me ha gustado el arte y ya muy pequeña mi madre me llevaba a los museos explicándome los cuadros y contándome las historias detrás de las obras. Por ello ha sido algo muy presente en mi vida, sobre todo a partir de los 13 años cuando ella empezó a tomar clases de dibujo en Nueva York. Fue entonces cuando creció mi conocimiento del mundo artístico contemporáneo. El arte dejaba de ser una cosa de museos y empezaba a formar parte activa de mi vida diaria (cada día mi madre bajaba al garaje donde estaban sus pinturas). Incluso me retrató usando colores vivos como lo hacían artistas como Fauve, mientras escuchaba la radio una hora cada día durante un mes de julio sudando al son de los Red Hot Chili Peppers. También empezaba a relacionarse con más artistas de mi pueblo y al acabar la universidad pasé un verano ayudando a construir un mosaico y un mural en la pared de un vecino nuestro. Supongo que por eso el concepto de Los Artistas del Barrio me gustó tanto desde el minuto cero.

Abby con el mapa de los Artistas del Barrio en 2018

Foto (by-nc-nd) de El Boquerón Viajero

Los Artistas del Barrio es una iniciativa que busca transcender las fronteras institucionalizadas del arte. Aquí no se ve el arte en las galerías o en museos sino en talleres, apartamentos privados y a pie de calle. La idea es devolver el arte a su espacio de creación, a su origen auténtico. A mí me flipa esta idea porque claro, he visto el proceso de creación del arte de mi madre, las horas pasadas en el garaje y ahora su taller lleno de libros desde el suelo hasta el techo; allí está ella escuchando música rock de los años 70 alternada con flamenco o música clásica para inspirar sus obras feministas. El proceso y el espacio de creación son tan importantes para mí como la obra en sí. Es todo una historia y no tienes uno sin el otro.

Pedro en el punto 67 de los Artistas del Barrio 2018

Foto (by-nc-nd) de El Boquerón Viajero

Este año participaban 300 artistas repartidos en 110 talleres o espacios en los barrios madrileños de La Latina, Lavapiés y Puerta del Ángel. El evento duró dos fines de semana de junio con un evento entremedias titulado la batalla artística que fue presentado por Ana Morgade y Pablo Paz en La Quinta del Sordo. Para acceder a todos los espacios era tan fácil como ir a uno de los puntos de encuentro para comprar una chapa que te daba acceso a todo por cinco euros. Allí te daban un plano con todos los eventos y puntos para ver el arte. Desde ese momento tu recorrido puede ser tan largo o corto como te apetezca.

Rueda de prensa de los Artistas del Barrio 2018

Foto (by-nc-nd) de El Boquerón Viajero

Abby, Paula y Tania en la Batalla del Arte de los Artistas del Barrio en 2018

Foto (by-nc-nd) de El Boquerón Viajero

Nosotros empezamos el recorrido en un punto muy especial, el 67. ¿Por qué era tan especial? Pues porque mi propia madre participaba en la iniciativa este año. Era su primera exposición fuera de los Estados Unidos y contribuyo con obras bajo su nombre artístico Pam Shields. Ella propuso una obra feminista con el fin de reivindicar el cuerpo de la mujer y quitar los tabúes del cuerpo desnudo. Muestra con orgullo nuestras zonas más íntimas tan poco retratadas en el arte a pesar de la importancia del cuerpo desnudo del hombre en los cánones clásicos. Expuso junto a varios otros artistas , entre ellos Le Frère, Ana Morgade, Diego Ingold y Pepa Santamaria en un espacio de improvisación teatral con el suelo de azulejos blancos y negros, lo cual daba al espacio un toque artístico muy especial. Pero quizás lo que más molaba era que los artistas estaban allí para explicar sus obras y contar sus historias. La pena es que mi madre no haya podido quedarse en España este año para la exposición y nos haya tocado a nosotros llevar el proyecto en su nombre.

Pedro admirando la obra de Diego Ingold durante los Artistas del Barrio en 2018

Foto (by-nc-nd) de El Boquerón Viajero

Otro aspecto que nos gustó mucho, aparte de la cercanía de los artistas y estar “entre bastidores”, fue poder conocer los espacios creativos de los diferentes artistas. Por ejemplo subimos al piso de unas fotógrafas muy interesantes en el punto 12 del mapa para descubrir la obra de Martina Caracola titulada “Oh! Sweet Nuthin’ photography” y de Stephanie Pulido. Me fascinó tanto el espacio del edificio antiguo de Lavapiés con su escalera oscura a última hora de la tarde, como el pasillo estrecho con imágenes del bosque encantado salidas de la imaginación de las artistas que abría a un pequeño salón lleno de recuerdos y juguetes en las estanterías de la casa. Al fin y al cabo es ver la obra en el contexto real en vez de verla en el ambiente estéril de una galería con las paredes blancas. En algunos puntos los artistas estaban haciendo obras en directo como el caso de Fosforita, donde Eva Zaragoza hacía retratos en 20 minutos por 25 euros. También vendía pequeñas obras de sus alumnos de dibujo y pintura por tan solo un euro. Un verdadero espacio de compartir y experimentar el arte.

 

Batalla del Arte entre semana durante los Artistas del Barrio 2018

Foto (by-nc-nd) de El Boquerón Viajero

Pedro y Abby con Ana Morgade durante los Artistas del Barrio en 2018

Foto (by-nc-nd) de El Boquerón Viajero

Si te gusta el arte contemporáneo, este evento es la combinación perfecta entre arte y un paseo por el barrio. Es una oportunidad de conocer a los vecinos, las calles y los espacios que respiran el arte a diario. En mi propia experiencia vivimos en una ciudad y no llegamos a conocer gran parte de lo que nos tiene que ofrecer. Por ejemplo viví en Nueva York casi ocho años antes de cruzar el Puente de Brooklyn y en Madrid sigo sin conocer varios parques y muchos espacios culturales por falta de tiempo, falta de recursos y por el ritmo propio de la vida que nos lleva por las mismas sendas, a los mismos bares de siempre con los mismos colegas de siempre. Los Artistas del Barrio nos saca de esa rutina, nos saca de los espacios de siempre y nos pone en contacto con los artistas, con el alma del barrio y con el espíritu creativo que echaba de menos. Y todo eso por tan solo cinco euros. ¿Realmente quieres perderte esta oportunidad? ¡Ya habrá que esperar a 2019, pero merecerá la pena!

Más información en la web y RRSS: Los Artistas del Barrio@losartistasdelbarrio

Pintando un mural en Lavapiés durante los Artistas del Barrio 2018

Foto (by-nc-nd) de El Boquerón Viajero

Taller de los Artistas del Barrio 2018

Foto (by-nc-nd) de El Boquerón Viajero