Entrada Casa Jaguar Madrid

Casa Jaguar es un restaurante de fusión latinoamericana con un ambiente tranquilo y una decoración kitsch; perfecto para una cena relajada en Madrid.

Por muy raro que suene, Casa Jaguar, en el corazón de Madrid, me recordó a Brooklyn. No tiene nada que ver con la decoración. De hecho, el mural gigante que es una copía de “El Sueño” de Henri Rousseau y los muebles de madera, me recordaban más a algún local de latinoamerica; un oasis a pasos de la parada de metro de Ópera. El bar está hecho con revestimiento de fachada de aluminio y las paredes cubiertas con tablas de madera para completar el efecto. ¿Qué me hizo pensar en Brooklyn, entonces? Creo que tuvo que ver con el hecho de que este restaurante de cocina fusión latinoamericana fue totalmente inesperado, kitsch y hipster a la vez. Y todo eso nos gusta a nosotros (tanto en Brooklyn como en Madrid.)

Interior del Restaurante Casa Jaguar en Madrid

Foto (by-nc-nd) de El Boquerón Viajero

Mesita en la entrada del Restaurante Casa Jaguar en Madrid

Foto (by-nc-nd) de El Boquerón Viajero

Cuando llegamos era un viernes por la noche a las 21h y tuvimos que esperar para una mesa. El camarero, que vestía un gorro peruano con orejeras y una camiseta de manga corta, nos dijo que podíamos esperar en la barra. Aunque Casa Jaguar tiene muy buenas críticas de sus cócteles (vimos un pisco sour con muy buena pinta salir de la barra), nosotros teníamos ganas de una cerveza esa noche. Había varias cervezas de diferentes países de latinoamérica y decidimos probar La Paceña, una cerveza boliviana hecha en La Paz. El sabor era muy suave y compaginaba bien con el entorno. Detrás de la barra había una especie de pirámide de alcohol encabezada por un cuadro de una mujer que nos mantenía la mirada sin miedo desde el otro lado, con un ramo de flores rosados y un fondo en azul.

Barra en el Restaurante Casa Jaguar de Madrid

Foto (by-nc-nd) de El Boquerón Viajero

Tras una corta espera nos dieron una mesa en la pared y nuestro camarero nos contó sobre los platos del día. Uno de los entrantes nos llamó la atención: eran arepas con ventresca de corvina, calamares y gambas con mayonesa de aguacate con lima. Yo soy alérgica al aguacate, pero en cocina no tuvieron problema en acomodarse a mí. Las arepas eran del tamaño de la palma de la mano y venían en un plato que parecía ser una rodaja de tronco de árbol para mantener la temática del restaurante. La arepa era fina y crujiente, nada como las versiones más grandes y tiernas que había probado antes. Esto era más bien como un sándwich relleno del pescado y una sabrosa mayonesa (la mía tenía sabor a lima y la de Pedro reflejaba mejor el aguacate.)

Arepa que comimos en el Restaurante Casa Jaguar en Madrid

Foto (by-nc-nd) de El Boquerón Viajero

Como plato principal pedimos la bandiola de cerdo asada con puré de batata. La carne estaba en su punto y el puré de batata servía como contraste perfecto para la carne salada. También probamos los tacos al pastor. Fue un plato perfecto para compartir ya que venía con dos tacos y unos chips de tortilla con salsa. De postre compartimos un trozo de tarta de lima que nos recordó a una tarta de queso pero con más frescor por el cítrico. Era un final perfecto para nuestra cena relajada, aunque recomiendo compartir ya que los platos traen una buena cantidad.

Tacos al pastor en el Restaurante Casa Jaguar en Madrid

Foto (by-nc-nd) de El Boquerón Viajero

Si hay que poner alguna pega a este restaurante de fusión latinoamericana quizás es el mismo hecho de que es fusión. Si estás buscando recrear un viaje a Perú o Argentina, a lo mejor echarás de menos algún sabor o notarás un cambio a un plato tradicional. El otro negativo puede ser el precio. Todos sabemos que en Madrid sale caro comer en la calle (a fin de cuentas estamos en la capital) y los platos principales cuestan entre 11 y 18 euros. Cuando añades los entrantes, bebidas y postre, es fácil pagar unos 30 euros por cabeza. Dicho esto, el restaurante también tiene un menú del día por sólo 12 euros, así que si te apetece probar el restaurante y pagar un poquito menos, prueba a la hora de comer.

Cerdo asado con pure de batata en el Restaurante Casa Jaguar en Madrid

Foto (by-nc-nd) de El Boquerón Viajero

En resumen, Casa Jaguar tiene muy buena comida y un ambiente genial. ¿He mencionado que su selección de música es muy buena? Era una noche inesperada y familiar a la vez; un sitio perfecto para una cena especial en Madrid. Volveremos para la comida…y probaremos ese pisco sour. Ruskomendamos el Restaurante Casa jaguar con 4 boquerones.

Tarta de lima en el Restaurnte Casa Jaguar en Madrid

Foto (by-nc-nd) de El Boquerón Viajero

Fotos con licencia (by-nc-nd).
Foto portada (by-nc-nd) de El Boquerón Viajero