Entrada de Ruda Café Madrid

Si eres un amante del auténtico café y te gustan las cafeterías con encanto, Ruda Café Madrid es tu nuevo espacio. Es pequeño, pero te va a enamorar.

Es verdad que aunque acabamos de mudarnos a Madrid, hace cuatro años ya estuvimos viviendo en la capital. Lo que sí pasa es que cuando uno regresa a una gran ciudad, se tiene la oportunidad única de redescubrir sitios y barrios que ya frecuentábamos en su día. Uno de estos barrios es La Latina, que hace cuatro años lo identificaba solamente con El Rastro de los domingos y las tardes de cañas y tapas con los amigos. Sigue siendo un buen punto de encuentro y El Rastro mola demasiado para dejar de ser una atracción para alguien tan obsesionada con las cosas vintage como yo. Eso sí, hemos descubierto rincones nuevos; por ejemplo una cafetería que bien podría estar en Brooklyn. Está en la pequeña (pero no por ello menos vibrante) calle de la Ruda. Se trata de Ruda Café.

Ruda Café Madrid, uno de nuestros favoritos

Foto (by-nc-nd) de El Boquerón Viajero

Encontramos Ruda Café un día que queríamos reunirnos fuera del apartamento que fue nuestro campamento base mientras buscábamos piso. Había leído sobre Ruda Café en varios blogs como el de nuestros amigos de Naked Madrid y tenía ganas de probarlo. Se trata de un local muy pequeño y estrecho con paredes de ladrillo expuesto y una decoración en tonos de blanco y madera. La oferta es sencilla: café, té, algo para picar, un desayuno de tostada con tomate y aceite o algo dulce como sus galletas o deliciosas tartas.

Oferta de desayunos en Ruda Café Madrid

Foto (by-nc-nd) de El Boquerón Viajero

Nosotros pedimos un café con leche y un té el primer día y lo tomamos en una de las mesas de madera junto a la pared. Lo que más me gusta del espacio es que aunque sea pequeño, tiene las puertas abiertas a la calle y una mesa que abarca la distancia del interior hasta la acera que hace el espacio más luminoso todavía. Tras muchos años y muchas horas estudiando y trabajando en cafeterías ya sabía que éste era un rincón perfecto para pensar y dejar fluir la creatividad.

Café con galletas en Ruda Café Madrid

Foto (by-nc-nd) de El Boquerón Viajero

Cuando volví de nuevo a Ruda Café no puede resistirme a una de las galletas Ruda. Son delicadas, casi como las galletas de mantequilla que hacía mi madre en navidades, aunque en este caso tienen un ligero sabor a limón. Son perfectas para acompañar a una taza de café o té. Además fue en esa ocasión donde me di cuenta de que se puede pedir el café para llevar – aquí un inciso para confesaros que una de las costumbres que más echaba de menos de los Estados Unidos es el café para llevar. Ahora está cogiendo popularidad en España pero cuando vivimos en Madrid hace cuatro años sólo me quedaban las opciones de Starbucks o un puestecito que estaba en el intercambiador de Plaza de Castilla en mi camino al trabajo. Todo eso para decir que agradezco el cambio y que pueda llevar una buena taza de café conmigo camino a nuestro nuevo espacio de coworking en calle Duque de Rivas.

Cafe para llevar en Ruda Café Madrid

Foto (by-nc-nd) de El Boquerón Viajero

Selección de tés en Ruda Café Madrid

Foto (by-nc-nd) de El Boquerón Viajero

En Ruda Café usan cafés 100% arábica de distintas procedencias, así que es un sitio para los que realmente disfrutamos de un buen café con su olor recién molido y perfectamente amargo. ¿Qué mejor para comenzar tu día bien sea de trabajo o de explorar El Rastro? Además tiene la estética que como he mencionado antes, recuerda mucho a un sitio de moda en Brooklyn, así que es perfecto para tus momentos Instagrameables. No te preocupes, Madrid; hemos vuelto y te queremos más que nunca. Sobretodo si seguimos encontrando nuevos rincones tan encantadores como el Ruda Café.

Información sobre Ruda Café

Ruskomendación de 5 boquerones

Ruskomendación para el Ruda Café: 5 Boquerones

Ruskomendaciones: Aprende más sobre las Ruskomendaciones

Interior de Ruda Café Madrid

Foto (by-nc-nd) de El Boquerón Viajero