París, Montmartre

Ver mapa con puntos de interés de Montmartre

Moulin Rouge, Montmartre, París

Moulin Rouge

Montmartre, en París, aunque es una zona que ha perdido algo de su ambiente bohemio y tradición artísitca, mantiene viva la llama grandes artistas de la historia

Lo mejor de Montmartre es dejarse llevar por las calles empedradas y serpentinas, respirar los destellos de su época bohemia, comer bien y por último coronar la cima para ser recompensado con unas vistas espectaculares. Montmartre ha sido y es sin duda uno de los barrios con más solera y más pintorescos de la “ciudad del amor”. A pesar de su aparente decadencia y pérdida de autenticidad, por la masiva afluencia del turismo y por haberse pasado de moda entre los parisinos, no deja de ser una visita obligada para los amantes de lo bohemio y lo artístico.

Parada de Pigalle, Montmartre, París

Parada de Pigalle

Cuando visitamos París, cogimos el metro hasta Montmartre, bajando en la famosa parada de Pigalle en el Boulevard de Clichy (línea 2). Y digo famosa porque a más de uno le sonará (de haberlo visto en diferentes películas y musicales) El Moulin Rouge, que fue lo primero que pudimos ver al salir de la estación. El Moulin Rouge fue el centro de reunión de muchos parisinos durante muchos años, que gustaban de disfrutar el famoso ambiente nocturno parisino de cabarets. Otros tantos somos capaces de recordarlo, visualizando a Nicole Kidman o Ewan McGregor actuando. Nosotros no tuvimos tiempo de entrar, pero si eres de los que te gustaría asistir a una cena con espectáculo, en la página de ParisCityVision.com se puede reservar.

Como decíamos antes, Montmartre es un lugar lleno de rincones que ver, pero también un sitio para evadirte y relajarte (a pesar de la afluencia de gente). Aún viene a mi memoria como disfrutaba viendo los pequeños locales donde artistas plasmaban sus pensamientos mientras construían sus lienzos. Y es que si por algo siempre ha destacado Montmartre, es sin duda por ser la cuna de innumerables y conocidos artistas de toda índole. Esto se refleja en la gran cantidad de museos y espacios que pueden ser visitados como: L’EspaceDali, la Place de Dalida, la Casa de Erik Satie o el Museo de Montmartre.

Montmartre, París

Continuamos nuestro paseo y, aunque se encuentra cerrado, visitamos los exteriores del Moulin de la Galette. Este edificio fue en un principio lo que realmente aparenta: un molino. Si bien con el paso del tiempo se terminó convirtiendo en uno de los cabarets más famosos de la ciudad. Tal fue su iconicidad que podemos verlo en la pintura de numerosos artistas como Van Gogh. Después de recorrer las colinas y calles que el precioso Montmartre nos ofrece, llegamos al punto culmen de este barrio: la Basílica del Sagrado Corazón (Basilique du Sacré-Coeur) de Montmartre.

Cuando llegamos arriba y divisamos París tuvimos la sensación de que poseer el mundo y detener el tiempo, envolviéndonos una sensación muy emotiva. La estampa de París apoyado en una barandilla con mi novia (ahora mujer) al lado, es algo que pasará al recuerdo por siempre. Por supuesto entramos a la basílica, que además es gratis. Su arquitectura, combinación de estilos romanos y bizantinos, es impresionante. Como curiosidad, esta basílica rinde homenaje a los franceses caídos durante las guerras franco-prusianas.

Basílica del Sagrado Corazón, Montmartre, París

Con París a nuestros pies fuimos bajando y quisimos recorrer más talleres y estudios pequeños donde se podía ver pintar a los artistas o exposiciones tan interesantes como una titulada “La vida salvaje en París” donde se veían animales como el oso polar o el tigre en los lugares más emblemáticos de París.En la falda de la basílica se encuentran la Iglesia de Saint Pierre de Montmartre y la Place du Tertre, donde vimos artistas callejeros simulando el toque bohemio que antaño tuvo Montmartre.

Un poco más alejado y con un encanto diferente, se encuentra el Cementerio de Montmartre. En él descansan numerosos artistas y es curioso hacer un recorrido de las tumbas, cada cual personificada con formas diferentes o citas de la persona enterrada. Refleja el romanticismo del París pasado y emana tanta paz que te extrapola a otra época. Como podéis ver, Montmartre, a pesar de lo que puedan decir, no deja de ser una visita obligada. Ruskomendamos vivir la experiencia de Montmartre con 5 boquerones.

Basílica del Sagrado Corazón, Montmartre, París

Basílica del Sagrado Corazón

París, Montmartre

Moulin de la Galette, Montmartre, París

Moulin de la Galette

Montmartre, París

Montmartre, París

**Este artículo ha sido patrocinado por ParisCityVision, sin ser impuestos a ningún tipo de crítica positiva o línea editorial diferente a la nuestra. Como siempre la opinión y la experiencia es totalmente personal.

Mapa de puntos de interés de Montmartre

  • Estación de metro: Pigalle ‎
  • Líneas: M2, M12

[wpgmza id=”18″]