Vistas desde el Castillo de St John en Limerick

Vistas desde el Castillo de St John en Limerick

Limerick es una ciudad en Irlanda declarada Ciudad de la Cultura 2014. Su pasado vikingo dota a la ciudad de un encanto único, donde todavía se pueden ver restos de la muralla y su antiguo castillo. Eso sí, ¡es una de las ciudades donde más llueve en Irlanda!

Es posible que la primera cosa que te venga a la mente al mencionar la ciudad de Limerick sean los clásicos poemas con dicho nombre, como por ejemplo “There once was a man from Nantucket…” Algunos de los “limericks” son de buen gusto, y otros un poco menos.  Este tipo de verso fue derivado de un juego con el lema “Will (or won´t) you come (up) to Limerick?” Uno de los primeros poemas estilo Limerick fue publicado en 1880 en un periódico de New Brunswick: “There was a Young rustic named Mallory/who drew but a very small salary/When he went to the show/his purse made him go/to a seat in the uppermost gallery.”  (Había un joven rural llamado Mallory/que cobraba un salario muy pequeño/Cuando fue al espectáculo/su bolsillo le mandó/a una butaca en la galería más alta.)

Frase sobre LimerickNuestra visita al Limerick moderno, Ciudad de la Cultura 2014, empezó con un viaje de varias horas en autobús desde Youghal, en el condado de Cork, hacía el norte donde está Limerick.  Esto requirió un transbordo de autobús en la ciudad de Cork, por lo que llegamos a Limerick justo a la hora de almorzar.  Como no queríamos perder más tiempo (desafortunadamente sólo tuvimos un día para visitar Limerick), decidimos  comer un sándwich rápidamente y comenzar la visita sabiendo lo mucho que ver en Limerick.

La primera parada fue St. Mary’s Cathedral (Catedral de Santa María).  Esta catedral fue fundada en 1168 en el mismo lugar de un antiguo palacio.  Es interesante señalar que algunas partes del antiguo palacio fueron incorporadas a la catedral moderna.  Esto se puede apreciar en la puerta oeste, que probablemente fuera la entrada al antiguo palacio.  También fue el centro del gobierno en la época medieval con los Vikingos.  De hecho, es uno de los edificios más antiguos e históricos de Limerick.  Lo que más nos impresionó fue el camino de adoquines y las cruces célticas en el pequeño cementerio junto a la iglesia.  Sin duda, es uno de los sitios que te hace pensar en cómo habría sido hace 1.000 años estar allí siendo testigo de una reunión vikinga.

Seguimos hacía Island Road donde se pueden ver los restos de la muralla de la ciudad.  La muralla fue construida en 1237 y separaba a los ciudadanos de los habitantes de la isla (quienes por lo visto, no eran lo suficientemente ricos como para vivir en el centro de la ciudad).  La muralla fue derruida en 1760 aunque aún se conservan algunos restos en Island Road.  Esta parada está un poco fuera del camino hacía el Castillo de King John, pero es interesante conocer lo que antes era el límite de la ciudad.  Quizá sea mi lado americano que siempre asocia las ciudades con murallas a la literatura y a las historias románticas, pero no puedo evitar pensar en cómo habría sido vivir en un sitio que tenía que construir murallas tan impresionantes para ser protegido. Es posible que no hubiera sido buena mujer medieval, ya que me falta bastante valor cuando se produce una emergencia.

Michael Hogan, estatua en  LimerickAl pasar la curva de Island Road empezamos a ver el Castillo de King John de Limerick.  Es importante saber que Limerick fue un campamento vikingo desde el año 812.  Los normandos vinieron a la ciudad en el siglo XII y el castillo de King John es uno de los edificios más notables del periodo junto con la antes mencionada St. Mary´s Cathedral.  Más tarde la ciudad sería atacada por Oliver Cromwell en 1651 y dos veces por el ejército de William III de Inglaterra alrededor de 1690.  Nos explicaron toda la historia de la ciudad en una película que pudimos ver dentro del centro de visitantes del Castillo, antes de dejarnos libres para explorar el Castillo y sus alrededores.  Lo que más me gustó fue subir las torres del castillo para ver los paisajes que forman el Río Shannon y la ciudad.  Irlanda tiene tantos paisajes bonitos que es muy fácil imaginar cómo sería antes de construir las ciudades más grandes y las vistas desde el castillo no nos decepcionaron.

Tras visitar el castillo nos dirigimos hacia el centro cruzando el Río Shannon y pasando delante del Antiguo Juzgado y la Escuela de Gerald Griffin, fundada en 1640 y ubicada delante de Merchants Quay.  Con la gran ayuda de un plano de la ciudad, obtenido en la oficina de turismo, continuamos la visita por el Milk Market.  Este mercado al aire libre lleva desde 1852 y está abierto los viernes, sábados y domingos.  El día que nosotros visitamos el mercado no había mucha gente, sobre todo por la hora y porque era un domingo.  Nos paramos en una tienda con chocolates y quesos artesanos y también vimos algunos vendedores de manualidades que hacían bufandas tejidas a mano y broches.  Como digo, faltaba algo de ambiente, pero siendo un sitio con tanta historia, merece la pena visitarlo.

Cruz en LimerickSeguimos el paseo por la zona del mercado para visitar la plaza de St. John.  Esta plaza fue construida en 1751 y fue restaurada otra vez en los 70.  La plaza es fácil de identificar por la torre extremadamente alta de la iglesia de St. John.  De hecho, es la torre de iglesia más alta de toda Irlanda.  La plaza estaba desierta a la hora que la visitamos, aunque fue sencillo fantasear sobre cómo habría sido en el siglo XVIII cuando Edmund Sexton tuvo la idea de construir la plaza.

Ya era hora de volver a la estación de autobuses porque se hacía tarde, pero dejamos la ciudad de Limerick con la sensación de que es un sitio con muchísima historia.  Es asombroso pensar que el sitio donde vivían los vikingos hace siglos sigue siendo la tercera ciudad más grande de Irlanda.  De todas formas, os quiero advertir que también es una de las ciudades con más días nublados en Irlanda, así que hay que estar preparados para un día con tonos grises. Ruskomendamos lo mucho que hay que ver en Limerick con 4 boquerones.

Río Shanon en Limerick

St Mary Cathedral en Limerck

Río Shanon en Limerick

Restos de la muralla de Limerick

Río Shanon en Limerick

Castillo de St John en Limerick

[box type=”download”]

¿Qué ver en Limerick? ¡Lo que no te puedes perder!

  • St. Mary´s Cathedral
  • Island Road y la muralla
  • Castillo de King John
  • Río Shannon
  • Antiguo Juzgado
  • Escuela de Gerald Griffin
  • Merchants Quay
  • Milk Market
  • Plaza de St. John

[/box]