01 Central Park en otoño

1. ¿Quién querría ver todo un paisaje con diferentes colores en las hojas? ¡Las palmeras son verdes todo el año y a todos nos gustan!

2. ¿A quién le apetecería una bebida con sabor a canela, manzana y dulce, que esté calentita para los días fresquitos?

3. Los días de lluvia no nos dejan más remedio que visitar museos, ¡pero si apenas hay museos en Nueva York!

4. Comienza la temporada de la NBA y ningún partido es interesante. ¡Qué rollo tener que ir al Madison Square Garden y convertirme en fan de los Knicks!

5. Los festivales no paran: Festival de San Gennaro en Little Italy, festival de la cerveza artesanal, festival de cine, semana de la moda. ¡Cansa solo pensarlo!

6. De nuevo toca buscar un disfraz para Halloween. ¡Y no vale ser gato negro por décimo año consecutivo!

7. La calabazas aparecen por todas partes con su feísimo color naranja y los recuerdos de un otoño de película.

8. Los mercados de frutas y verduras vuelven a rebosar de productos frescos, ¡me agobia no saber qué elegir!

9. Cada año empieza la temporada de Navidad antes. ¿Quién en su sano juicio querría patinar sobre el hielo en Bryant Park?

10. ¿Una cena con pavo donde te hinchas de comer? ¿Cómo voy a poder lucir mi vestido de Nochebuena con tantas calorías?

11. Los mercadillos de Brooklyn no hacen más que recordarnos que tenemos que comprar regalos de Navidad. ¡Si allí apenas hay recuerdos únicos!

12. El desfile de Halloween en Greenwich Village tiene toda clase de gente loca. ¡Qué agobio pasárselo tan bien!

13. Empieza la temporada de fulares, chaquetas y jerséis. ¿Realmente queremos decir adiós a las sandalias?

14. Pasear por Central Park es cansino entre hojas de colores y su perfecto crujir bajo los pies.

15. ¿Pasear por las calles de Greenwich Village en otoño? ¡Menudo aburrimiento!

16. Las cafeterías son horriblemente acogedoras. Igual no sales en toda la mañana.

Disfrutando de un café en Nueva York

Foto (by-nc-nd) de El Boquerón Viajero

17. Hay rebajas para “Black Friday.” ¿Quién necesita ese estrés en su vida?

18. Con tanta naturaleza seguramente no váis a querer visitar los jardines botánicos del Bronx o de Brooklyn.

19. ¿Gastar una hora en el Long Island Rail Road para pasar un día en algún pequeño pueblo haciendo algo aburrido como catas de vinos, recoger manzanas o dar un paseo en carreta con heno?

Pedro recogiendo manzanas en Long Island

Foto (by-nc-nd) de El Boquerón Viajero

20. Seguramente te enamorarás de Nueva York locamente y no podrás soportar el dolor al tener que volver a casa.