Central Park nevado

Uno de los sueños de muchos viajeros que visitan Nueva York, es encontrarse Central Park nevado

Central Park nevado

Cuando me vine a vivir a Nueva York, una de las típicas estampas que te imaginas es la de la ciudad nevada. Este año, por lo visto, hemos tenido una de las mayores nevadas que se recuerdan en los últimos años en Manhattan, y además las temperaturas más bajas. La ola de frío y nieve he de reconocer que ha sido difícil de llevar, pero sin embargo me dejó algunas imágenes preciosas de la ciudad cubierta de blanco. Una de estas estampas, además de los primeros días cuando empezó a caer la nieve, ha sido sin duda la de andar por Central Park nevado.

Central Park nevadoAprovechando en uno de los días que tenía que cruzar del oeste al este, decidí que en vez de ganar tiempo cogiendo el autobús Crosstown, cruzaría Central Park nevado. Era una tarde entre semana y hacía mucho frío, por lo que como podréis imaginar no había casi nadie en el parque (sobre todo por la zona de Reservoir y las pistas de tenis). ¡Me encantaría poder con vosotros la emoción del silencio abosulto, estar rodeado de rascacielos y pisar la nieve cruzando Central Park! Es uno de esos momentos que nunca se olvidan, que permanecen para siempre.

Aunque parece un tramo corto cruzar de este a oeste, es muy fácil perderse y coger caminos que no te llevan en línea recta y que te conducen a otras parte del parque. Hubo dos imágenes que me llamaron mucho la atención: la primera de ellas fue la de un hombre corriendo en manga corta, ¡hay que echarle valor desde luego! La segunda la de una niña aprovechando para practicar esquí. Quizá sean hechos normales, pero para alguien de Málaga os puedo asegurar que no. Si algunas vez viajáis a Nueva York en invierno y está nevando, dejaros llevar por los caminos de Central Park nevado.

Central Park nevado

Central Park nevado

Central Park nevado

Central Park nevado

Central Park nevado

Central Park nevado

Central Park nevado

Central Park nevado