Colas de Langosta en Gosman's Restaurant, Montauk

Nos encantó la cena en Gosman’s Restaurant con unas vistas magníficas y unas langostas buenísimas

Ir a información sobre Gosman’s Restaurant

Gosman's Restaurant, Montauk

La primera mañana que pasamos en Montauk, Pedro y yo nos levantamos temprano y paseamos por la silenciosa playa cerca del Puerto. Fue allí, en la zona de Gosman’s Dock, donde vimos a los pescadores sacando sus últimas langostas y pescados del barco. En ese momento decidimos que teníamos que cenar esa noche en Gosman’s Restaurant para probar ese pescado tan fresco y seguramente rico.

Pedro tomando un cocktail en Topside, MontaukCon unas preciosas vistas del Puerto de Montauk, Pedro y yo comenzamos nuestra noche con un par de cocktails en Topside, un bar que también forma parte de Gosman’s Dock. Mientras mirábamos los barcos y el azul profundo del agua, disfrutábamos de nuestros cocktails con el sol del final de la tarde. Era el comienzo de nuestro verano, y al mismo tiempo una escena de película para comenzar nuestra velada también.

Para cenar, anduvimos un poco hasta llegar a Gosman’s Restaurant. Con un edificio grande y blanco y una terraza increíble, Gosman’s Restaurant sirve el pescado fresco que también se puede comprar en el mercado (los mismos pescados que vimos salir del barco esa misma mañana). Era una bonita noche y la puesta del sol seguro que iba a ser perfecta. Nuestra reserva era a las 7 de la tarde y nos dieron una mesa en un sitio ideal: justo al lado del agua del océano en la terraza. Era casi como estar en un barco con la brisa del mar refrescando la noche cálida de verano.

Nuestra camarera nos trajo las bebidas y decidimos comenzar con un entrante de calamares fritos. He de decir que Pedro es de Málaga, en el sur de España, así que ha probado muchas veces los calamares fritos ya que se puede encontrar en cualquier chiringuito al lado de la playa. En Gosman’s Restaurant, los calamares no nos decepcionaron. La salsa de tomate no picaba demasiado y la parte empanada no se separaba del calamar que estaba en su punto. Claramente fue una buena manera para empezar una cena deliciosa.

Puerto de Montauk, Long IslandComo plato principal, decidimos compartir (algo que hacemos muchas veces ya que se puede probar más cosas.) Pedro pidió colas de langosta que venían con una patata asada y un poco de mantequilla derretida para mojar la dulce carne de la langosta. Pedro nunca había probado la langosta (ya lo sé, parece mentira para alguien que es de una ciudad de costa). Esta langosta estaba en su punto. La carne se derretía en la boca y sentados al lado del agua, era imposible no sentir el ambiente de verano.

Yo probé las vieiras de mar con quinoa roja y setas en una salsa cremosa. Era un plato suculento y no esperaba que estuviera tan buena la mezcla de quinoa y setas con las vieiras a la plancha con su carne tierna. El emplatado era muy bonito y me hizo sentir que estuviera comiendo algo especial. Era un plato perfecto para una cena romántica y me alegro mucho de haberlo compartido con Pedro.

Una vez que llegó la hora del postre, el sol había comenzado de ponerse y el cielo estaba lleno de tonos rosados, anaranjados y morados. El agua brillaba con un tono azul oscuro y me sentí afortunada de poder disfrutar las vistas desde la mesa. Hay que admitir que me escapé durante unos minutos para sacar una foto de la puesta del sol (ya que hay algo mágico y romántico en una puesta del sol en la playa). Para el postre Pedro probó el tiramisú que tenía su punto cremoso y su sabor a espresso fuerte. Yo probé la tarta de frutas del bosque casera con una bola de helado de vainilla. La tarta tenía un sabor ácido pero iba perfectamente emparejado con el helado de vainilla. Fue un buen punto final para la cena al lado del mar.

Gosman’s Restaurant tenía un servicio excelente (nuestra camarera nos recomendó opciones tanto para los platos como para los postres) y no sentimos presión para apurarnos a pesar de que el restaurante estaba lleno un sábado noche en mitad del servicio de cenas. Estábamos completamente relajados y con mucha suerte de estar en la playa una noche tan preciosa con un pescado tan delicioso y fresco para cenar. Si estas en Montauk, Gosman’s Restaurant es un sitio perfecto para la comida o la cena. Lo ruskomendamos con 5 boquerones.

Colas de Langosta en Gosman's Restaurant, Montauk

Abby en Gosman's Restaurant, Montauk

Pedro en Gosman's Restaurant, Montauk

Calamares fritos en Gosman's Restaurant, Montauk

Filetes de vieira en Gosman's Restaurant, Montauk

Tiramisú en Gosman's Restaurant, Montauk

Tarta de frutas del bosque en Gosman's Restaurant, Montauk

Atardecer desde Gosman's Restaurant, Montauk

**A esta experiencia fuimos invitados por Gosman’s Restaurant, sin ser impuestos a ningún tipo de crítica positiva o línea editorial diferente a la nuestra. Como siempre la opinión y la experiencia es totalmente personal.

Información sobre Gosman’s Restaurant

Ruskomendación de 5 boquerones

Ruskomendación para Gosman’s Restaurant: 5 boquerones

Servicio: (9,5 / 10)
Comida: (9,0 / 10)
Calidad/Precio: (8,5 / 10)
Ambiente: (9,0 / 10)
Average: (9,0 / 10)

Ruskomendaciones: Aprende más sobre las Ruskomendaciones