Roebling Tea Room ha sido uno de nuestros grandes descubrimientos en Brooklyn

Ver teléfono y cómo llegar a Roebling Tea Room

Roebling Tea Room, Brooklyn, Nueva York

Hay algo reconfortante y maravilloso acerca de los brunchs y los lugares donde los disfrutas. Las Tortitas, huevos, bacon, hash browns, café o mimosas son el equivalente, en comida, de estar cómodamente con tu manta leyendo un libro frente a la chimenea. Aunque me encantan los diners, ¿a quién no?, también me fascina encontrar rincones y cafeterías con encanto que te hagan sentir inmediatamente en casa, incluso si es la primera vez que los visitas. The Roebling Tea Room en Williamsburg, Brooklyn Nueva York, te hace sentir en casa desde el primer momentos que entras (con el sonido de fondo del tintineo de los cubiertos y las charlas de los hipsters y la gente de Manhattan).

Roebling Tea Room, Brooklyn Nueva YorkA pocos pasos de la parada de Bedford Avenue (línea L dirección Brooklyn), The Roebling Tea Room se encuentra en un antiguo espacio industrial, lo cual conlleva techos altos, un espacioso interior, grandes ventanales de cristal (que son una maravilla para observar a la gente) y suelos de madera desgastados. Las mesas están muy juntas y las paredes comparten el encanto moderno hipster con la vieja escuela de Nueva Inglaterra, con el color verde menta y los motivos de caza. Es un lugar que mezcla perfectamente lo nuevo y lo gastado, y que inspira a mantener largas conversaciones sobre todo y nada. Es un lugar hecho para los domingos por la mañana en Nueva York.

Lo primero que me llamó la atención al entrar a The Roebling Tea Room, fue la cantidad de luz que entraba a raudales por las ventanas mientras la nieve caía suavemente fuera. El café estaba delicioso y la verdad es que tuve dificultad para elegir entre todos los apetecibles platos del menú. Las diferentes opciones me eran todas familiares, pero con un ligero y fresco giro. Me decanté por probar la tortita gigante, y digo que era gigante, llenaba todo el plato y se salía por los bordes. De hecho tras comerme la mitad, estaba ofreciéndole un trozo a mis amigos.

Roebling Tea Room, Brooklyn, Nueva YorkTambién probamos el Salmón ahumado con pan integral de centeno y toque de remolacha, la Hamburguesa con queso completa (que incluía la clásica hamburguesa con un huevo frito encima) y los Mock Eggs (2 huevos, pollo y queso americano en un muffin inglés tostado con patatas fritas al lado). A mí especialmente me gustaron los Mock Eggs porque no era mucha cantidad de comida y tenían un sabor delicioso, aunque Pedro se dejó hechizar por el sabor de la hamburguesa. He escuchado que los macarrones con queso están de muerte (aunque es difícil vencer el boquerón de oro ganado por Say Cheese en mi pueblo natal de West Reading).

Roebling Tea Room es un lugar perfecto para disfrutar de un relajado brunch con los amigos y ¡merece la pena sin duda tu viaje desde Manhattan! De hecho nosotros llevamos a tres amigos que viajaron a Nueva YorkRuskomendamos Roebling Tea Room con 4 boquerones como un delicioso modo de comenzar tu mañana de fin de semana. Y encima, después de tu brunch puedes disfrutar de Williamsburg, uno de los barrios más vivos de Brooklyn. En este barrio tendrás la oportunidad de divisar el skyline de Manhattan desde la otra orilla del río o coger algún tesoro de Williamsburg Artists and Fleas.

Roebling Tea Room, Brooklyn, Nueva York

Roebling Tea Room, Brooklyn, Nueva York

Roebling Tea Room, Brooklyn, Nueva York

Roebling Tea Room, Brooklyn, Nueva York

Roebling Tea Room, Brooklyn, Nueva York

Roebling Tea Room, Brooklyn, Nueva York

Información sobre Roebling Tea Room

[wpgmza id=”20″]