Qué ver en Sagunto, una ciudad con un gran legado romano

Estábamos en uno de esos domingos en los que te apetece visitar algún pueblo cercano porque no quieres quedarte en casa, pero ha de tener historia y rincones qué ver, además de fácil acceso. Pues si como nosotros vives en la ciudad o eres de los que estás visitando Valencia, Sagunto es una opción fantástica a escasos 30 kilómetros y por autovía. Nos montamos en el coche y en apenas media hora ya estábamos aparcados y recorriendo sus calles dispuestos a disfrutar de todo lo que ver en Sagunto.

La historia de Sagunto se remonta sobre 1.500 años a.C. De hecho su importante situación estratégica llevó al asedio del general Aníbal en el año 219 a. C. y no pudo ser recuperada por los romanos hasta 7 años después. Desde ese momento se convirtió en un municipio importante para el Imperio y de ahí su auge y gran parte del legado patrimonial. Desde la caída del Imperio Romano, Sagunto ha estado en manos de íberos, godos, árabes y finalmente cristianos.

Índice

Qué ver en Sagunto

Su gran legado romano y su situación en la montaña, hace que Sagunto sea una experiencia muy recomendable para visitar. Las vistas son maravillosas y puedes cerrar con un baño en la playa.

Castillo de Sagunto

Pedro y Paula en el Castillo de Sagunto

Sin duda el Castillo de Sagunto es uno de los puntos de mayor interés y si hubiéramos tenido más tiempo (y menos calor) lo habríamos disfrutado más tiempo. Ya los íberos establecieron su primer asentamiento aquí, y es que su posición estratégica en lo alto del cerro es clave para controlar los accesos desde tierra y mar. Aunque se conoce como castillo romano, este lugar nos ofrece un crisol de las culturas que han pasado por la ciudad (íberos, romanos, godos y árabes). Las vistas son impresionantes y Paula disfrutó con nosotros recorriendo las siete plazas que tiene: la plaza de Almenara, la plaza de Armas, la plaza de la Conejera, la plaza de la Ciudadela, la plaza Dos de Mayo, la plaza de San Fernando y Estudiantes.

Teatro romano

Teatro Romano de Sagunto
Obra CC3.0 de Falconaumanni

Mientras subíamos la cuesta al Castillo empujando el cochecito, nos vino muy bien que el teatro se encontrara a mitad de camino. El Teatro romano data del año 50 d.c. aunque ya estaba proyectado desde años atrás con la intención de seguir dotando de importancia a Sagunto. Se encuentra en la ladera de la montaña y gracias al lugar donde se encuentra excavado, proporciona una acústica impresionante y todavía hoy se pueden ver representaciones. Aunque lo que se ve ahora en parte ha sido fruto de la restauración, todavía goza de la historia, los detalles y un privilegiado lugar.

Judería de Sagunto

Abby y Paula en la Judería de Sagunto

Ya sabéis lo que nos fascina perdernos por pequeños callejones que te cuentan historias mientras los recorres. La Judería de Sagunto, a la que se accede desde el Portalet de la Judería, es uno de esos sitios mágicos. Fue la principal judería de Valencia y de hecho se sabe que tras la expulsión de los judíos por los Reyes Católicos aquí quedaron unos cuantos que establecieron relaciones comerciales con los conversos de la capital. La verdad que los trazados están muy bien conservados y cámara en mano, merece la pena que perderse por sus calles.

Museo arqueológico de Sagunto

Si eres de los que te gusta conocer la historia y el origen de las ciudades a través de los artefactos y recuerdos, este museo es una visita obligada. A nosotros no nos dio tiempo y con Paula a veces se puede hacer pesado, pero en su interior hay numerosos hallazgos y restos arqueológicos que te explicarán mejor el pasado cultural de Sagunto y cómo ha llegado a ser la ciudad actual. La entrada es gratuita.

Iglesia de Santa María

Iglesia de Santa María de Sagunto
Obra CC3.0 de Joanbanjo

La Iglesia de Santa María de Sagunto se encuentra en el lugar que ocupaba la mezquita mayor de Murviedro (nombre de la comarca que alude a Morvedre, nombre de Sagunto anteriormente). Se empezó a construir en el siglo XIV y fue terminada en el XVIII, por lo que combina estilos gótico y barroco. Como está en el centro de la ciudad, es fácil pasar por ella y detenerse un rato.

Restos del Templo de Diana

Estos restos, junto a la Iglesia de Santa María, son uno de los tesoros que tiene Sagunto y uno de los monumentos de mayor antigüedad. Se trata de muros que fueron respetados tras el asedio de Aníbal ya que en sus paredes se pueden leer oraciones para dar culto a la Diosa Diana. Todavía hoy se siguen encontrando diversas estructuras como aljibes y calzadas junto a ella que ponen de relieve la historia de la ciudad.

Centro de la ciudad

Tras recorrer el casco histórico y habernos impregnado de la historia de la ciudad, era momento de disfrutar de las calles de Sagunto y pasear. Además de la ya mencionada Iglesia de Santa María y Templo de Diana, se encuentra el Ayuntamiento, la Plaza Mayor y las zonas donde se concentra la mayor parte de la actividad de ocio y restauración. ¡Momento perfecto para que echarle gasolina a Paula y continuar la visita!

Iglesia el Salvador

Si tienes tiempo de desplazarte un poco del centro, puedes visitar el barrio de El Salvador donde se encuentra la Iglesia con el mismo nombre. Fue construida tras la Reconquista de Jaime I y te permite admirar un buen ejemplo del gótico valenciano. Muy cerca se encuentra el Domus dels Peixos que es un Museo Arqueológico de gran importancia. Así te llevas una visión más amplia de la ciudad, aunque no sé si con un solo día te daría tiempo.

Puerto de Sagunto

Playa de Sagunto

El Puerto de Sagunto es donde vive casi toda la población de Sagunto y su historia le convierte en un puerto importante, sobre todo en la época del transporte de siderurgia. Su playa es una de las más conocidas en la Comunidad y tiene numerosos restaurantes y lugares de ocio. A nosotros personalmente nos gustan las playas menos turísticas, pero es verdad que está muy cuidada, tiene fácil acceso y todo tipo de servicios.

Si tienes más tiempo…

Si todo lo anterior no te ha parecido suficiente, Sagunto todavía tiene más que ver. La Casa del Berenguer es un precioso palacio gótico donde ahora se encuentra el Centro de Recepción de Visitantes. Por otro lado también es interesante ver los restos del Circo Romano (en su mayor parte enterrados), pero que conserva visible lo que fue la Puerta de Acceso. La Ermita de la Sangre con su museo en la primera planta es una visita que también recomendamos. En su interior exhibe el patrimonio de su conocida Cofradía. Y terminamos con el Horno Alto N2 como máximo representante de la siderurgia y el proceso industrial del Puerto de Sagunto.

Qué ver alrededor de Sagunto

Alrededor de Sagunto podemos encontrar bonitos pueblos (tanto en la provincia de Valencia como Castellón) que perfectamente pueden completar la experiencia de visita en Sagunto. Náquera, puerta de entrada al Parque Sierra de Calderona, tiene mucho encanto y unos atardeceres preciosos desde la ermita de San Francisco. Segorbe, en la provincia de Castellón, también es una visita muy recomendable. Aquí podrás encontrar murallas, torres, acueducto y un castillo, todo ello acompañado por maravillosos paseos arbolados. Su Catedral y las plazas del pueblo, también proyectan mucho encanto.

Si prefieres naturaleza, puedes optar por mar o montaña. A mí personalmente me gustan mucho las playas de Almardá y Canet. La playa de Almardá es tranquila y bonita, con la única salvedad de las piedras si no te gustan las playas así. La playa de Canet sí que me parece ideal,  sobre todo para ir con niños. Es amplia, se aparca bien y con vistas muy bonitas. Y si eres más de montaña, a una hora aproximadamente puedes adentrarte en el Parque Natural Siera de Calderona, un lugar ideal para hacer senderismo y disfrutar de la naturaleza. Si no quieres profundizar tanto, la zona de Picayo también es muy agradable para pasear y está a escasos 15 minutos de Sagunto.

Dónde comer en Sagunto

Paella valenciana que podemos comer en Sagunto
Obra CC4.0 de Jan Harenburg

Sagunto no destaca especialmente por ningún plato propio, pero si tuviéramos que destacar alguno este sería por excelencia la paella. También hay otros arroces como el negro o a banda, así como platos elaborados con verduras de la huerta como la olla de fésols i naps, el potaje de garbanzos o la olla de carne.

Nosotros en nuestra visita a Sagunto no comimos en ningún restaurante concreto, así que os debemos esa visita para probar alguno de los muchos que nos han recomendado.

Dónde alojarse en Sagunto

Castillo de Sagunto en lo alto de la colina

Si vas a pasar una o varias noches en Sagunto, tienes dos opciones donde alojarte: el centro de la ciudad o el Puerto de Sagunto. Una elección u otra va a depender un poco de tus intereses, ya que te aportarán experiencias diferentes (sobre todo por la noche cuando quieras dar un paseo y tomar algo). Si quieres ver las diferentes opciones para comparar te recomendamos comparar en el siguiente mapa.

Cómo llegar a Sagunto

Como siempre dividimos las opciones en dos: el transporte público o si tienes coche, te recomendamos esta última opción para tener más libertad. Si quieres ir en autobús tienes uno en Valencia que sale cada 45 minutos (el 115 de AVSA) y tarda unos 40 minutos. Si te decides por el tren cada media hora tienes un cercanías (línea C6). Y en coche es súper fácil ya que es seguir la A7 dirección Barcelona hasta la salida de Sagunto. Si necesitas alquilar un coche para tus días en Valencia, puedes pinchar en el siguiente enlace.

Imagen por defecto
Pedro Ramirez
I was born and raised in Málaga, Spain. After living in Madrid, Barcelona and New York, I've returned home to enjoy the sun! I love to share the places I discover and write about them.
Artículos: 228

Deja un comentario