Qué ver en A Coruña

A Coruña es mágica y desprende ese sabor a mar que nos encanta ¿Quieres saber qué ver en A Coruña y sus razones para caer enamorado? ¡Pues allá vamos!

Ir directamente a dónde alojarse en A Coruña

En nuestra ruta por Galicia en coche, A Coruña siempre fue una apuesta fija para ser una de nuestras paradas. Partiendo de Santiago de Compostela, y tras recorrer la preciosa Costa da Morte (Costa de la Muerte) parando en preciosos pueblos como Corcubión, Fisterra o Muxia, llegamos a última hora de la noche a A Coruña. Aunque nos alojamos algo alejados del centro, el cansancio del día y el recibimiento tan caluroso de la dueña de TocToc Rooms hizo que rápidamente nos sintiéramos como en casa.

A Coruña es de esas ciudades completas: tiene su vida diurna y nocturna, playa y paseos, arte y todo un sinfín de actividades tanto en verano como en invierno. Sin duda son muchas las cosas qué ver en A Coruña, sobre todo si eres como nosotros y te gusta sumergirte en el ambiente y actividades locales, pero creemos que, aún yendo con la pequeña Paula, aprovechamos bastante bien el tiempo optimizando nuestro tiempo al máximo. ¿Quieres saber qué ver en A Coruña y sus razones para caer enamorado? ¡Pues allá vamos!

Mirar al infinito desde la Torre de Hércules

Desde siempre he escuchado a mis padres hablar de su luna de miel y su fascinación con la Torre de Hércules. Fue nuestra primera parada del día, ¡y estábamos de suerte! Todos los lunes del año la entrada es gratuita y mira por dónde, ¡nuestro primer día en A Coruña era lunes! Aunque la entrada sea gratuita toca hacer cola igualmente y prepárate para que te den hueco a la tarde o en varias horas. ¿Qué se puede hacer mientras? Lo mejor: dar un paseo por los alrededores.

Esperando para entrar en la Torre de Hércules

Foto (by-nc-nd) de El Boquerón Viajero

Saliendo de las taquillas rápidamente nos topamos con la Estatua de Breogán. Este rey celta se dice que pudo ser el que construyó la ciudad de A Coruña (aunque otros dicen que se asentó en lo que hoy es Betanzos). Sea como fuere, allí está junto a la Torre de Hércules dando entrada a todo el conjunto. Caminando hacia el este llegamos al Campo da Rata (Campo de la Rata), una zona de fusilamiento en la postguerra que hoy acoge un conjunto de menhires que con el mar de fondo es una gozada.

Torre de Hércules en A Coruña

Foto (by-nc-nd) de El Boquerón Viajero

¡Por fin había llegado nuestra hora! Habíamos tenido suerte porque los de detrás nuestra ya tuvieron que volver por la tarde (lo que habría partido nuestro paseo bastante). La Torre de Hércules es para valientes en forma; aunque no es de las más duras que he subido, sí que es verdad que conviene avisar. Lo bueno es que en las plantas de descanso tienen expuestas obras de arte de diferentes temáticas y que al llegar el esfuerzo es recompensado. Cuando llegamos arriba sentí que estaba ante el fin del mundo. Los paisajes de Galicia parecen dibujar el infinito más sombrío (tuve parecida sensación en Fisterra, en Muxia y también en A Coruña). Al bajar también merece la pena acercarse a ver la Rosa de los Vientos.

Rosa de los Vientos junto a la Torre de Hércules

Foto (by-nc-nd) de El Boquerón Viajero

Disfrutar del ambiente de mar desde su Paseo Marítimo y playas

Como hijo de ciudad costera, para mí el mar y la playa son sagrados. Ya pueda tener una ciudad todos los atractivos posibles, tener playa siempre pondrá a una ciudad en ventaja en mi corazón. A Coruña no se queda atrás y recorrer su paseo marítimo es algo sensacional. Nosotros comenzamos saliendo de la Torre de Hércules donde está una pequeña y curiosa playa con mucho encanto: Praia das Lapas. Dejando atrás ésta tendrás que caminar un rato por el paseo marítimo para encontrarte con las dos playas principales de la ciudad: la Playa de Orzán y la Playa de Riazor. Separadas por un rompeolas, ambas forman la concha (parecida a San Sebastián) que parece dejar olvidada la ciudad.

Paseo Marítimo de A Coruña

Foto (by-nc-nd) de El Boquerón Viajero

Aunque desde chico me han enseñado a que hay que alejarse un poco de las ciudades para tener mejores playas, no hace daño a nadie tener un trozo de zona de baño a mano. Además A Coruña cuida muy bien sus playas. Si no os apetece playa, el paseo marítimo tiene vida por la mañana y por la noche, con actividades y preciosas vistas. Y si vas con niños, el Acuario puede ser un buen trato para tenerlos contentos. No es muy grande, pero tiene especies Atlánticas y pueden dar de comer a las focas en ciertas horas.

Praia das Lapas en A Coruña

Foto (by-nc-nd) de El Boquerón Viajero

Pasear por su Casco Histórico con aires marineros

Recorrer el paseo marítimo de la ciudad está muy bien, pero de repente Abby me dijo que sería buena idea cambiar la costa por un poco de ambiente de centro histórico. No le faltaba razón, el centro de A Coruña es espectacular. Paseando por sus calles se podía notar el aire marinero de la ciudad con casas coloniales y famosas galerías para proteger del calor, el frío y la humedad (y también como zona de curiosear). No es muy grande el casco histórico, pero es ideal para palpar A Coruña, tapear y tomarse unos buenos vinos.

Entre los sitios locales curiosos, nosotros entramos en una cafetería muy peculiar que resultó ser un club de ajedrez. Se trata del Café de Macondo, una cafetería que nos trasladó a otra época y posiblemente a otro país en Sudamérica. No tienen mucha selección de comida, pero el café estaba muy bueno y sobre todo nos encantó por el ambiente que se respira tan auténtico.

Galerías en las casas del centro histórico de A Coruña

Foto (by-nc-nd) de El Boquerón Viajero

Palpar el ambiente de la Plaza María Pita

Si rincones importantes hay en el casco histórico, uno de ellos sin duda sería la Plaza de María Pita. Es el rincón de la ciudad donde concurre todo y donde se encuentra el espectacular ayuntamiento. ¿Pero quién fue María Pita? Se cuenta que gracias a esta heroica mujer, A Coruña pudo resistir el ataque de los ingleses en 1589. Su valentía le valió el reconocimiento del rey y además un legado que perdura en la ciudad.

Pulpeira Maria Pita en A Coruña

Foto (by-nc-nd) de El Boquerón Viajero

Esta plaza es ideal para hacer un alto en el camino y repostar con excelentes tapas y buenos vinos. Seguramente los coruñeses me regañarán porque no encontraremos el bar más local y auténtico de la ciudad, pero nosotros comimos en la Pulpeira María Pita (un nombre poco original, pero muy directo) y la verdad es que salimos bastante satisfechos. No fue el mejor pulpo que probamos en Galicia (vida eterna para Mercamaris en Corcubión), pero terminamos bastante contentos.

Compartir el ambiente local en el Mercado de Plaza de Lugo

Mercado de Plaza de Lugo en A Coruña

Foto de coruna pescaderia plaza de Lugo (27) via Flickr

No hay ciudad que visitemos donde no hagamos una visita al mercado. Es una forma auténtica de conocer el ambiente local, de sentir la gastronomía y de defender una tradición que nunca se debe perder. El de A Coruña en Plaza de Lugo quizá sea uno de los más importantes de España por toda la variedad de pescado y marisco fresco que llega al Puerto. Es un paseo casi obligatorio y si tienes la oportunidad de comprar para cocinar, incluso pueden recomendarte recetas. Muy cerca además están los Jardines de Méndez Núñez, el pulmón de la ciudad donde hay muchas exposiciones, estatuas de personajes famosos, conciertos y sobre todo un precioso paseo.

Saborear el mar en el Puerto y la Lonja

Puerto A Coruña

Foto de Gregorio Puga Bailon via flickr

Y qué sería el mercado sin el Puerto y principalmente la Lonja. El Puerto de A Coruña es uno de los más importantes de Europa por la cantidad de pescado que se descarga, y dentro de éste la Lonja es donde se concentra la mayor actividad. Aunque el acceso está restringido a los profesionales acreditados, existen visitas guiadas donde podrás ver las subastas de bajura y altura; todo un espectáculo que si tienes la oportunidad merece la pena vivir.

Visitar los museos y el arte de la ciudad

Visitando Domus en A Coruña

Foto (by-nc-nd) de El Boquerón Viajero

A Coruña también es arte. Y eso se refleja en los muchos museos que se pueden visitar en la ciudad. Nosotros solo tuvimos tiempo para ver el Domus, muy divertido e interactivo para conocer el cuerpo humano, ideal para ir con niños (aunque yo también lo disfruté). Pero A Coruña tuvo la suerte de acoger a Picasso durante 4 años, que tiene una casa-museo; también Emilia Parda-Bazán y María Pita tienen su propia casa-museo. Otros museos interesantes son el Museo Militar, el Museo de Artes de la Coruña y el Museo de Arte Contemporáneo.

Ver el fútbol en Riazor junto a la playa

Pedro en el Estadio de Riazor en A Coruña

Foto (by-nc-nd) de El Boquerón Viajero

Como futbolero que soy, el estadio de las ciudades siempre es algo que me gusta visitar. El Deportivo de la Coruña además tiene la suerte de tener un estadio pegado a la playa, lo cuál hace ideal ir a un partido de fútbol y combinar otros planes como conocer la ciudad o darse un baño. Cuando fuimos estaba en obras por ser verano, así que solo pudimos entrar a la tienda donde tienen expuestas las dos copas y liga que ganaron, ¡qué tiempos!

Contemplar la ciudad desde el Mirador de San Pedro o Castillo de San Antón

Mirador de San Pedro en A Coruña

Foto de javik7 vía Flickr

Siempre es una buena idea contemplar la ciudad desde las alturas o desde otros ángulos con diferentes perspectivas. En el caso de A Coruña el principal punto de observación es la Torre de Hércules de la que ya hablamos, pero existen dos más que merece la pena visitar. Por un lado está el Mirador de San Pedro que nos recomendó la chica del hotel y que es una maravilla. Para subir se coge el elevador y se llega a una cúpula cerrada con vistas 360 grados de la ciudad. Por otro lado está el Castillo de San Antón, una antigua fortaleza con un museo muy interesante y una vistas muy particulares de la ciudad.

Sentir la paz en el precioso Cementerio de San Amaro

Cementerio de San Amaro en A Coruña

Foto de Jose Luis Cernadas Iglesias vía Flickr

No es que sea muy amante de los cementerios de por sí, pero algunos me llaman la atención por diferentes aspectos. De entre estos, los que tienen vistas al mar son los que más me impresionan. El Cementerio de San Amaro es un remanso de paz con vistas del Atlántico impresionantes. Hacen visitas guiadas nocturnas donde la lista de espera es bastante extensa ya que hacen teatralizaciones con juegos de luces y vistas nocturnas del mar. ¡Además es de los más antiguos de Europa!

Dónde comer en A Coruña

Comiendo pulpo en A Coruña

Foto (by-nc-nd) de El Boquerón Viajero

Que la gastronomía de Galicia quita el sentido no tiene discusión a estas alturas. Y A Coruña no iba a ser menos; con una de las mejores lonjas y el Atlántico a tiro sabíamos desde el principio que nos esperaban buenos momentos gastronómicos. Si quieres comer bien en Galicia te damos algunos consejos por nuestra experiencia y lo que nos recomendaros amigos locales.

Si queréis sitios de tapeo y vinos, tenéis que pasear por la Calle de la Estrella junto al Obelisco, la Calle de la Barrera un poco más hacia el norte o la Calle Troncoso detrás de la Plaza de María Pita. Hay montones de bares de tapas y tabernas, así que nada mejor que hacer una ruta hasta que el cuerpo aguante. Si sois fieles al aperitivo del domingo, en torno a Plaza de España se junta mucha gente y hay un gran ambiente.

Para algo más especial sin duda el Restaurante Pablo Gallego con cocina de autor o el Restaurante La Panela con vistas magníficas. Para cafeterías y heladerías, nos recomendaron la zona del Puerto y Cantones. Nosotros, como comentábamos antes, quedamos encantados con la experiencia en Café de Macondo, un club de ajedrez con un estilo que te transporta a otra época. Y si quieres completar el día con una copa con un poco de “chill out” os recomendamos Moon 57, cerca de la Playa de Riazor.

En la Plaza María Pita nosotros probamos la Pulpeira María Pita porque era tarde con la peque y nos lo recomendaron. Para ser sinceros el sitio estuvo bien y la comida estaba bastante rica (el raxo que nos pusieron nos encantó). Lo que pasa es que claro, veníamos de comer pulpo de Mercamaris en Corcubión y otros pueblos, y teníamos el listón demasiado alto.

Dónde alojarse en A Coruña

Café con leche en A Coruña

Foto de Shinya Suzuki via Flickr

Como dije al principio, nuestro alojamiento estaba algo alejado del centro de la ciudad, pero no por ello voy a dejar de recomendarlo. Se trata del TocToc Rooms que es la planta de un edificio con una serie de apartamentos (habitaciones) con desayuno incluido. Las habitaciones eran simples pero muy bien cuidadas, el trato fabuloso, el desayuno cuidado y el transporte hasta el centro muy fácil desde una parada cercana. Además en relación calidad / precio totalmente recomendado.

De todas formas, si queréis comparar más alojamientos o iros más hacia la zona del centro, aquí os dejamos un link para que comparéis todas las opciones y veáis cuál se adapta mejor a vosotros.

Alquilar coche para ir a A Coruña

Nosotros fuimos en coche desde Madrid a Galicia para hacer un recorrido. En la ciudad es fácil entrar con el coche, aunque como en cualquiera es difícil aparcar. Nosotros de todas formas como nos alojamos fuera del centro no tuvimos problema de aparcamiento. Si estáis listos para emprender la aventura de ir a A Coruña en coche, aquí os dejamos el enlace para reservar tu coche en A Coruña.

Torre de Hércules, una de las atracciones qué ver en A Coruña

Foto (by-nc-nd) de El Boquerón Viajero