El placer de viajar a Canarias en invierno

Las islas durante el año son una pasada, pero Canarias en invierno es un auténtica suerte. El clima y la ausencia de Covid la hacen soñada.

Canarias es un destino cuya temporada alta comienza con ocasión del otoño y del invierno. Así, mientras otros destinos como Baleares o Andalucía atraviesan los meses de frío peninsular, el archipiélago disfruta de un verano y una primavera perennes. Por si no fueran pocos sus atractivos para el turismo, sumamos el aliciente del clima. Es por eso que muchos viajeros no se lo piensan dos veces y escogen el archipiélago canario para unas vacaciones.

Canarias con baja incidencia Covid

A día de hoy es importante saber que Canarias, con una baja incidencia de COVID, se ha convertido en un destino muy seguro. Así que todos aquellos que desean continuar con su trajín viajero a pesar de este 2020 tan nefasto, pueden hacerlo sin exponerse a riesgos innecesarios.

En este sentido, es importante saber que para viajar a las islas necesitas contar con la pertinente prueba médica realizada dentro de las 72 horas anteriores al viaje que certifique que no padeces coronavirus. No obstante, si te despistas y te presentas en las islas sin este documento, las autoridades te remitirán a centros sanitarios concertados por las empresas hoteleras. De esta manera, te someterán a la prueba en el momento de tu llegada. Incluso encontramos establecimientos que han decidido ofertar test gratuitos a sus alojados a través de acuerdos con centros sanitarios privados.

Llegar a Canarias en barco

Garachico en Tenerife

Y si todavía eres de los que no te atreves a viajar en avión, una interesante baza que nos ofrecen las Islas Canarias es que nos podemos trasladar a este precioso enclave en ferry. De esta manera, el viaje comenzará de una manera única pues los paisajes marítimos se disfrutan con gran intensidad a bordo de un barco que, además, ofrece al viajero absolutamente todo: cafeterías, tiendas, piscina, conexión wifi, hamacas para embelesarnos con la línea de mar…

Además, podrás viajar con tu propio vehículo e incluso tu autocaravana y, en definitiva, llevar a su máxima expresión la palabra libertad. Esto supone todo un acierto porque el precio del combustible en las islas resulta más barato que el que nos cobran en la España peninsular.

Una excelente temperatura

En Canarias podrás disfrutar de las islas sin sentir el frío, pero tampoco un calor abochornante. Así, las temperaturas oscilan entre los 16 y 20 grados. Eso sí, conviene que sepas que las islas más cálidas son Lanzarote y Fuerteventura, ya que se encuentran más próximas a África.

También se pueden apreciar ciertos contrastes de temperatura entre el norte y el sur de una misma isla. Como ya sabrás, las zonas norteñas siempre suelen ser más frescas, con neblinas y lluvias que nos permiten disfrutar de un bonito fenómeno conocido como el mar de nubes.

En las llamadas ‘Islas Afortunadas’ se goza de un clima subtropical en el que apenas existe el contraste térmico entre el invierno y el verano y, por lo tanto, los baños en sus playas no atienden a las hojas del calendario. Así que es perfecto para la práctica de deportes acuáticos como el surf, el buceo, entre otros.

Abby en Punta de Teno, Tenerife