Bagel House, Nueva York

Bagel House es una tienda auténtica de barrio donde comer exquisitos bagels en Nueva York

Bagel House, Nueva York

En España, cuando piensas en un desayuno especial, podrías pensar en churros con chocolate. O quizá (especialmente en Málaga) recuerdas el sitio especial donde comer pitufos (pequeños bocadillos). Pero en el omnipresente Nueva York, el desayuno que triunfa sobre otros es, sin ninguna duda, un buen “bagel” y un café. Todos los barrios tienen un lugar donde obtener “bagels” (y si no los tienen, ¡quizá no deberías vivir allí!)

Bagel House, Nueva York

Mi amiga me dio a conocer The Bagel House, situado en la 89-18 de Northem Boulevard, en Jackson Heights. Y ellalo encontró como cualquier buen detective haría en un barrio, ¡vigilando donde van los policías! Todas las mañanas ella veía lo concurrida que esta pequeña tienda estaba, y como dos y dos suman cuatro, al cruzar la calle había una comisaría. Mientras algunos estereotipos de los americanos no son ciertos, justamente el de los policías con los donuts, “bagels” y café, sucede realmente. Por lo que cuando paramos en este lugar para coger algunos “bagels” para desayunar, sabía que el sitio sería auténtico.

La pequeña tienda tenía una habitación con unas pocas mesas donde poder sentarte a comerte tu “bagel”, así como un estante con refrescos y zumos. Siempre que vuelvo a Estados Unidos me sorprende ¡la cantidad de zumos y refrescos que conseguimos inventar! El verdadero problema, sin embargo, llega cuando ves cestas de “bagels” horneados de diferentes sabores: sésamo, pasas y canela, de todo, semillas de amapola… Por otro lado tenemos un mostrador con diferentes tipos de crema de queso, ensalada de atún, salmón, y carne para el almuerzo, y justo al final encontramos cosas dulces como galletas, “muffins” y donuts.

Bagel House, Nueva York

Las pizarras en la pared anuncian los especiales, pero casi todo el mundo que camina por allí sabe ya lo que quiere. Los trabajadores hablan unos con otros en español (lo cual siempre me choca cuando vuelvo a casa). Y cuando es nuestro turno pedimos dos bagels de “todo” con crema de queso al lado para llevar. Yo siempre pido la crema de queso en el lado debido al hecho de que en Nueva York, y otros muchos lugares de Estados Unidos, tienen la tendencia de echarlo sobre la comida. Yo disfruto con algo de crema de queso en mi “bagel”, pero no con la cantidad que por lo general suelen untar en el pan tostado. En cualquier caso, cogimos nuestras bolsas de papel marrón con nuestros riquísimos “bagels” para disfrutarlos en el apartamento de mi amiga.

Bagel House, Nueva York

La visita completa nos llevó no más de cinco minutos incluyendo el tiempo que estuvimos esperando en la cola. Y francamente, ésta es una de las muchas grandes paradas donde timar un “bagel” en Nueva York. ¿Mi mejor consejo para encontrar un buen “bagel”? ¡Ve dónde vayan los locales! Más tarde pasaría por una preciosa y pequeña tienda de “bagels” en la Avenida 37 que podría haber sido un lugar más para sentarse y charlar con tu café y tu “bagel”, pero mi amiga me dijo que la calidad de los “bagels” no era nada comparada con los que hay en Bagel House. (Y cuando estás visitando la ciudad solo por un corto tiempo, no hay cabida para mañanas mediocres). Ruskomendamos “The Bagel House” con 5 boquerones por su autenticidad, el sabor de los “bagels” y el servicio tan rápido.