Cómo reclamar un retraso de un vuelo

¿Quieres reclamar un retraso de un vuelo y no sabes cómo? Te contamos todas las claves desde nuestra experiencia personal y profesional.

Desde que iniciamos la aventura de Auténtico Nueva York, y más desde que tenemos oficialmente la licencia de agencia de viajes, uno de los momentos menos deseados (como en cualquier empresa) es cuando tocan reclamaciones. Y sobre todo cuando es por culpa de terceros sin previo aviso o tiempo para reaccionar adecuadamente. Esto se produce sobre todo con las aerolíneas, por eso me tomé muy en serio la tarea de aprender bien cómo reclamar un retraso en un vuelo ante diferentes circunstancias.

¿Cuándo se puede reclamar un retraso en un vuelo?

Para empezar es bueno conocer qué reglamentos oficiales existen a la hora de querer reclamar a una aerolínea el retraso (o cualquier incidencia) en un vuelo.

  • Por un lado tenemos el Reglamento 261/2004 de la UE que es para todas las aerolíneas europeas y para cualquier vuelo que parta de territorio de la Unión europea.
  • Por otro lado tenemos el Convenio de Montreal que aplica para el resto de casos.

El Reglamento 261/2004 de la UE es nuestro mayor amigo, porque es el único donde realmente podemos esperar obtener algo (siendo realista). Además es bastante estricto, aunque como iremos viendo por experiencias, las aerolíneas no lo suelen poner fácil.

Regla de oro: Si el vuelo se retrasa más de 3 horas tendrás derecho una indemnización que se calcula según la distancia (menos de 1.500 kilómetros son 250€, entre 1.500 Km y 3.500 kilómetros corresponden 400 € y para más de 3.500 kilómetros son 600€). Además de esto podrás reclamar los gastos que suponga dicho retraso (alojamiento, tours, actividades, comidas, alquiler de coche o cualquier otro). Y si el retraso ocasiona que tu viaje ya no tenga sentido, entonces puedes reclamar la devolución del billete íntegro u otra alternativa si la explicación de la aerolínea o el cambio que te proponen no te agrada.

Si el vuelo se retrasa menos de 3 horas podrás exigir la compensación de los gastos ocasionados durante la espera a nivel de comida y bebida (así como dos llamadas telefónicas), pero la aerolínea no está obligada a compensación económica.

El Convenio de Montreal es totalmente subjetivo. No establece ninguna compensación económica concreta y se deberá denunciar por daños y perjuicios, aportando las pruebas necesarias. Se podrá reclamar un retraso en el vuelo como una cancelación. En este caso son casi siempre reclamaciones judiciales, ya que las aerolíneas se arriesgan a pasar el trámite extrajudicial, aunque sepan que pueden perder (ten en cuenta que por el camino mucha gente desiste).

Si quieres profundizar más en esta información, aquí te dejamos más sobre el tema de cómo reclamar un retraso de un vuelo.

¿Cómo sabemos cuánto se ha retrasado un vuelo?

Los dos factores principales a la hora de reclamar un retraso de vuelo son la distancia y el tiempo de espera. Evidentemente cuando es un caso claro no hay problema, pero cuando la aerolínea entra en los límites empieza el juego.

Si quieres por ti mismo mirar estos datos, te aconsejamos mirar en Flight Stats donde podrás ver toda la información hasta 2 años atrás. Aunque sin duda, la mejor y más fiable forma es a través de un especialista en reclamación de vuelos (lo vemos ahora después).

La clave: ¿cómo actúo ante un retraso en el vuelo?

Existen dos fórmulas principales: por tu cuenta o a través de un especialista.

Si lo decides hacer por tu cuenta, suerte. Es posible que todo salga bien de manera rápida, pero también es bastante probable que la aerolínea se frote las manos ante un proceso para el que ellos están acostumbrados y que pondrá a prueba tu paciencia. Los pasos empiezan sencillos y se van complicando:

  • Reúne toda la información que consideres importante (tarjetas de embarque, pasaportes, facturas, fotos hechas en el aeropuerto, cualquier conversación escrita, …)
  • Presenta una reclamación ante la aerolínea (cada una tiene en su web un formulario para ello).
  • Espera a que la aerolínea acepte tu reclamación (¡bravo si es el caso!). Si por el contrario rechazan tu petición (aunque sepas 100% que tienes razón), empieza el festival.
  • Presenta una reclamación ante la AESA (Agencia Estatal de Seguridad Aérea)  a través de un formulario.
  • La AESA responde y la aerolínea puede hacer caso o no, sin más consecuencias.
  • Y llega el momento que la aerolínea estaba esperando, ¡la vía judicial! Tendrás que reclamar a la aerolínea ante un juez y esperar la sentencia judicial, y que te dé la razón. Si el juez te da la razón la aerolínea deberá pagarte (o rechazarlo y tendrás que reclamar de nuevo). Si la aerolínea gana, te toca pagar además de todo lo que llevas gastado en el proceso.

¿Suena divertido, verdad? La segunda opción es dejar todo en manos de una empresa profesional encargada de reclamar retrasos de vuelo (como Reclamación de Vuelos que es la que aconsejamos). Es muy sencillo. Ellos se llevan un porcentaje, sí, pero solo si ganan y además te ahorran todo el dolor de cabeza.

Si tenéis cualquier duda sobre cómo reclamar un retraso de un vuelo, a quién acudir o preguntas sobre el proceso podéis contactarnos (info@elboqueronviajero.com). Estaremos encantados como siempre de ayudaros.