Llanes, Asturias

Son muchas las cosas qué ver en Llanes, entre tradición pesquera, maravillosas playas y mejor gastronomía; una de nuestras paradas en la ruta de Asturias.

Ir directamente a dónde alojarse en Llanes

Tras visitar y dormir en el corazón de los Picos de Europa, comenzamos nuestra ruta por las costas asturianas, bañadas por el frío y misterioso Mar Cantábrico. El primer punto de parada fue Llanes, situada en el extremo noreste de Asturias, y separada de la Comunidad de Cantabria por Ribadedeva, concejo que quedará para nuestra siguiente visita. Es curioso observar como en pocos kilómetros pasamos de altas montañas y prados a preciosas playas y acantilados.

Playas de Llanes en Asturias

Foto (by-nc-nd) de El Boquerón Viajero

Llanes es una ciudad prehistórica, concretamente del Paleolítico Inferior, del que se han encontrado restos en diversas cuevas. Asimismo, a lo largo de su historia, ha adquirido importancia en diferentes guerras y conflictos desde la Edad Media hasta la Guerra Civil, pasando por la Guerra de Independencia, donde cayó varias veces en manos francesas.

Adentrándonos en Llanes, Asturias

Foto (by-nc-nd) de El Boquerón Viajero

Como podremos ver en todas las villas costeras que visitaremos en nuestro recorrido por Asturias, destaca la posibilidad de obtener diferentes puntos de vista siempre desde dos lugares destacables: desde el nivel del mar hacia el pueblo edificado en la parte alta, o desde sus frecuentes miradores o partes altas en el propio pueblo, donde se divisan los acantilados, costas y el Mar Cantábrico. Este aspecto se entrelaza con la todavía visible tradición pesquera, respetando la autenticidad, a pesar del carácter turístico adquirido.

Los cubos en la playa de Llanes, Asturias

Foto (by-nc-nd) de El Boquerón Viajero

Llegamos a Llanes aproximadamente a la hora de almorzar, por lo que nuestra primera parada sería para coger energía antes de proseguir la marcha. La elección en este caso fue bastante desacertada, ya que nos dejamos llevar por el precio de un restaurante que tenía menú, sin hacer caso al hecho de que su denominación fuera la de pizzería. Parecía que a pesar de esto, su carta era bastante amplia y decidimos entrar. Su nombre era Restaurante Góndola y se encontraba en la calle Cueto Bajo. El menú nos costó 10€ (fabada y filete de ternera con postre y bebida), pero no mereció la pena ya que su sabor era bastante simple.

Comiendo fabada en Llanes, Asturias

Foto (by-nc-nd) de El Boquerón Viajero

Llanes podemos dividirla en cuatro partes para visitar: el puerto, el casco antiguo, la parte indiana y sus playas. Llanes posee una enorme tradición pesquera y esto se reflejó en nuestra visita al puerto. Un breve paseo por una pasarela nos permitió divisar los acantilados, las playas y el pueblo. Además, dentro del puerto nos encontramos con Los Cubos de la Memoria, una preciosa obra artística que convierte unos bloques de hormigón en la representación de la ciudad a través de los ojos de Agustín Ibarrola.

Playa de Llanes, Asturias

Foto (by-nc-nd) de El Boquerón Viajero

Dada nuestra agenda, no le dedicamos mucho tiempo a recorrer el pueblo en su casco histórico y la parte indiana. Su casco antiguo recoge la parte de la Llanes medieval a través principalmente de su muralla, que desde la playa de Sablón se observa muy bien. Innumerables capillas e iglesias (Capilla de la Magdalena, Capilla de Santa Ana), junto con los palacios (Palacio de los Duques de Estrada, el Palacio de Gaztañaga) y los portones que daban acceso a la ciudad completan este recorrido. En la parte indiana destaca el Casino o el Palacio de la Marquesa de Argüelles. En el resto de villas del Concejo de Llanes podremos ver más representaciones de ambos periodos.

Por último cabe destacar la gran cantidad de playas que existen en todo el concejo. Dentro de la parroquia de Llanes no nos podremos ir sin ver la Playa de Toró y la del Sablón. Desde ésta última tendremos grandes vistas de la muralla. Pero sin duda, la playa que más llama la atención es la de Gulpiyuri. Esta playa está abierta, aunque da la sensación de estar bañándote en un lago ya que el acantilado corta la visibilidad al mar. A ésta no pudimos acercarnos, así que la tenemos pendiente para la próxima visita.

Nuestra primera experiencia en los pueblos costeros de Asturias fue excepcional. Nos impresionó como Llanes se funde con la montaña y el mar, formando impresionantes enclaves naturales como playas pequeñas y acantilados. Llanes se ha convertido en un pueblo muy turístico y no será una buena opción si buscamos un refugio para reflexionar. A cambio, nos ofrece preciosas imágenes y mucha historia que se respira en cada una de sus calles. Ruskomendamos una visita a Llanes con 5 boquerones y continuamos nuestra ruta hacia Ribadesella.

Dónde alojarse en Llanes

Nosotros no tuvimos la suerte de poder alojarnos en Llanes durante nuestra visita a este precioso pueblo. De todas formas en este enlace os dejamos todas las posibilidades para alojarse en Llanes.

Qué ver en Llanes, Asturias

Foto (by-nc-nd) de El Boquerón Viajero